Público
Público

La feria de la especulación

Mercedes Álvarez estrena 'Mercado de futuros' en el Bafici

GONZALO DE PEDRO

Mercedes Álvarez vuelve a casa. Seis años después de triunfar en el Bafici (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente) con su primera película, El cielo gira, con la que ganó el primer premio de la competición internacional y el Fipresci, regresó a uno de los festivales, junto con Rotterdam y Cinema du Réel, que auparon su trabajo y la convirtieron en un pequeño gran fenómeno del cine de autor. Tras el estreno, hace apenas unos días, en el festival Visions du Réel de Nyon (Suiza), donde se alzó con el galardón Nueva mirada, la realizadora soriana afincada en Barcelona presentó Mercado de futuros en la competición internacional del festival bonaerense, donde recibió una mención especial del jurado. El Bafici, uno de los festivales más importantes de Latinoamérica (con más de 400 películas y casi 300.000 espectadores en 2010), funciona como punto de encuentro del cine independiente internacional.

Saltando del entorno rural de su primera película a los escenarios urbanos sacudidos por la especulación inmobiliaria, Álvarez ha construido una película sobre la compraventa de sueños y la concienzuda (y diseñada) desaparición de la memoria en los paisajes urbanos. Retratando ferias inmobiliarias, rastros, mercados de segunda mano y oficinas de inversores de Bolsa, la película de Álvarez traza un retrato fragmentario y capitular de un mundo capaz de poner precio a las ilusiones, sin tener en cuenta el pasado y mucho menos el futuro, y que convierte las ciudades en parques temáticos o paquetes de inversión para especuladores extranjeros. Frente a ese mundo atroz, Álvarez contrapone la serenidad y resistencia casi anarquista de un viejo vendedor de trastos a los pies de la barcelonesa Torre Agbar, que ve pasar las horas y no muestra el más mínimo interés por vender nada de lo que atesora.

La realizadora salta del entorno rural a las urbes inmobiliarias

Mercado de futuros no ha sido la única representante de España en un festival que tradicionalmente ha sabido captar los movimientos del cine español mejor que muchos festivales nacionales. En la otra sección competitiva, Cine del futuro, participan la reveladora True Love, de Ion de Sosa, La vida sublime, de Daniel Villamediana, y Finisterrae, de Sergio Caballero. Aunque la gran estrella del cine español ha sido Santiago Segura, que presentó Torrente 4 (estreno argentino exclusivamente en 3D) en una sesión especial.

¿Torrente 4, cine independiente?, se preguntaban algunos. Y sí, porque la independencia, como dijo el crítico argentino Diego Trerotola en la hilarante y multitudinaria charla con Segura, "es quizás hacer la película que uno quiere, y hacerla con los amigos".