Público
Público

David Alan Harvey El fotógrafo David Alan Harvey deja la agencia Magnum tras el escándalo por las acusaciones de acoso sexual

La junta de Magnum asegura que la decisión de expulsar de forma permanente al veterano, quien inspiró el personaje de Los puentes de Madison, ya estaba tomada tras una investigación por su conducta que comenzó el pasado enero.

El fotógrafo David Alan Harvey
El fotógrafo David Alan Harvey. Christoper Michel. (Wikipedia)

La junta de la agencia Magnum ha decidido retirar definitivamente al fotógrafo asociado David Alan Harvey, que inspiró el personaje de Los puentes de Madison, tras una investigación independiente que comenzó en enero de 2021 por las acusaciones de abuso sexual y comportamiento abusivo publicadas en Columbia Journalism Review.

Según los testimonios de mujeres recogidos por la revista estadounidense sus víctimas eran jóvenes fotógrafas, muchas de fuera de Estados Unidos, a las que ofrecía ser sus asistentes y viajar con él.

El mismo fotógrafo confirma en Twitter su dimisión, presentada este martes. "He dimitido de Magnum Photos", escribe. También agradece "a los amigos que han esperado a ver y escuchar la versión completa. Vuestra confianza no será decepcionada", concluye.

La agencia también ha publicado un breve comunicado en el que asegura que la decisión de expulsar al fotógrafo de forma permanente ya estaba tomada, a falta de someterse a una última votación. 

La acusación de acoso se produce cuando el mundo de la fotografía profesional, aún dominado en gran parte por los hombres, ha estado luchando por enfrentarse a las quejas dirigidas a las principales agencias y fotógrafos destacados.

Así, la empresa ha reiterado su disculpa a las víctimas reconociendo que están comprometidos a trabajar de una "manera abierta y responsable que genere confianza en los miembros de nuestra industria y en las personas con las que colaboramos como parte de nuestro trabajo".

En agosto de 2020 Magnum ya suspendió al veterano sobre el que recaen sospechas de acoso sexual, un hecho que sucedía por primera vez en los más de 70 años de historia de la reconocida agencia internacional de fotografía. 

En una declaración al diario The Guardian ese mismo mes, la agencia recalcó que su comportamiento supone una violación del código de conducta de Magnum. 

Además, en una acusación separada, el fotógrafo estaba en el centro de las quejas por unas controvertidas imágenes de prostitución y menores en Tailandia a finales de la década de 1980.