Público
Público

El gallego Manuel Vilariño gana el Premio Nacional de Fotografía

El jurado ha reconocido su reflexión "sobre la vida, los ciclos vitales y el sentido del tiempo a través de su observación de la naturaleza".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fotógrafo gallego Manuel Vilariño, uno de los artistas que participa en Paradiso Spezzato (PDF), la muestra que ha representado a España en la Bienal de Venecia, ha ganado hoy el Premio Nacional de Fotografía en reconocimiento a su trayectoria profesional.

El jurado que ha fallado este premio, dotado con 30.000 euros, ha elegido la candidatura de Vilariño (A Coruña, 1952) por 'la gran calidad técnica' de sus obras, que muestran 'un intenso sentido poético y filosófico'.

Vilariño es uno de los artistas que participa en 'Paradiso Spezzato' ('Paraíso fragmentado'), la muestra que representa a España en la 52 edición de la Bienal de Venecia, que está a punto de concluir.

Esta muestra, ideada por el crítico de arte coruñés Alberto Ruiz de Samaniego, ha podido verse en el pabellón español desde el pasado 10 de junio y, mediante el mestizaje de diferentes técnicas artísticas, reflexiona sobre el concepto de paraíso 'en mitad de una existencia a menudo dañada, apocalíptica y degradada', según explicó en su día el comisario.

Además de Vilariño, en la exposición que ha representado a España en la Bienal y que ha estado organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Xunta de Galicia y la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior, han participado el cineasta José Luis Geurín, el dúo de performance 'Los Torreznos' y el también fotógrafo gallego Rubén Ramos.

Manuel Vilariño comenzó a exponer como fotógrafo en una muestra colectiva en Ferrol en 1983, y a partir de ahí dio a conocer su obra en diversas ciudades de España, Europa y América, entre otras en Lisboa, Toulouse, Lyon, Montpellier, Nueva York y Chicago.

Su consagración le llegó en 2002 cuando el Centro Gallego de Arte Contemporáneo (CGAC) de Santiago de Compostela le dedicó una exposición.

La obra de Manuel Vilariño, ajena a modas y convencionalismos y de una fuerte carga poética, figura en el Museo Reina Sofía, en el CGAC y en diversos centros de España, Europa y Estados Unidos.

El jurado que ha fallado el Nacional de Fotografía ha estado presidido por el director general de Bellas Artes, José Jiménez, y han formado también parte de él Pablo Pérez-Mínguez, el ganador de este premio en 2006; Cathy Coleman, Miguel Fernández-Cid, Oliva María Rubio, José María García Conesa, Rocío de la Villa y Elena Hernando, subdirectora general de Promoción de las Bellas Artes, que ha actuado como secretaria.