Público
Público

Galway, capital europea 2020 Y se hará la luz… en la ciudad de Galway

Las montañas irlandesas de Connemara se iluminarán para acoger la mayor instalación artística de la historia dentro de los eventos con los que la ciudad de Galway celebra ser la capital europea 2020.

Imagen de Galway.
Imagen de Galway.

FILOMENA RODRÍGUEZ

Las montañas de Connemara -en el oeste de Irlanda, a sólo hora y media en coche de la localidad de Galway- constituyen un lugar absolutamente mágico. Aisladas, repletas de lagos y de ríos, habitadas por vacas, carneros y ovejas, a rebosar de todas las gamas de verde, la naturaleza allí sigue siendo salvaje, indomable.

Llegar al Parque Nacional de Connemara es como entrar en otra dimensión. Y, como por hechizo, ese escenario ya de por sí prodigioso se va a transformar durante cuatro días en un espacio aún más fantástico.

En las montañas de Connemara va a tener lugar uno de los platos fuertes de Galway 2020, el programa con el que esa ciudad irlandesa celebra su capitalidad cultural europea. Kari Kola, un artista finlandés que desde hace 20 años ‘pinta’ con la luz, iluminará durante cuatro días las montañas de Conemmara, en lo que promete ser la más grande instalación artística realizada nunca.

"Será una instalación de seis kilómetros de longitud, 500 hectáreas en total. Abarcará toda la montaña", asegura Kola a Público. "El lugar, increíble. En los últimos 10 años he visitado 70 países y Connomara es uno de los lugares más alucinantes que he visto. Lo tiene todo: el agua, las montañas, las dimensiones colosales… Se trata sólo de añadirle un poco de magia a través de la luz".

Kari Kola ha realizado más de 2.000 proyectos lumínicos: ha llevado su luz a la montaña Saana en Islandia (sagrada para los indígenas Sámi), al monumento megalítico de Stonehenge . "La luz lo es todo. Todo en el planeta es luz", sostiene el artista, habituado a los largos y oscuros inviernos finlandeses. Y, coincidiendo con las celebraciones de la festividad de San Patricio, el patrón de Irlanda’, del 14 al 17 de marzo pondrá en pie su proyecto titulado Belleza Salvaje en las montañas de Connemara, iluminándolas de azul y verde esmeralda.

"Me gustan los proyectos cortos pero de gran impacto. Durará poco, pero quienes lo vean creo que lo recordarán toda la vida. Lo importante no es la duración del proyecto, sino su permanencia en la memoria. Además, no queremos afectar al medio ambiente de la zona, y si el proyecto durara más lo haríamos", explica el artista finlandés. Es verdad que hacer realidad Belleza salvaje supondrá un importante gasto en electricidad. "Pero la relación energía/coste será pequeña. Y además la instalación se realizará en colores que gastan menos energía", advierte.

Sólo 5.000 personas podrán asistir cada una de esas cuatro noches al espectáculo. "Quiero que sea algo íntimo, algo muy especial", asegura Kola. "La gente que vaya a verlo no tomará fotos, no le valdrá la pena. Lo que quiero es que estén allí, sin más, sin distracciones. Por eso mismo, tampoco habrá música", subraya.

La zona será cerrada, 25 kilómetros de carreteras serán clausuradas coincidiendo con la instalación de Kola en Connomara. Para llegar al lugar se habilitarán autobuses especiales, y será imprescindible reservar.

Y nada, ni siquiera las condiciones climáticas, conseguirá parar el proyecto de Kola. "Aunque haya una tempestad o un temporal no importa, lo llevaremos a cabo. He trabajado en sitios extremos, en lugares con temperaturas de 44 grados bajo cero, en lugares donde hacía tanto calor que los termómetros marcaban 44 grados. Así que pase lo que pase el proyecto irá adelante", indica.

Las condiciones atmosféricas adversas, en concreto la tormenta Ciara, obligaron sin embargo el pasado sábado 8 a suspender la ceremonia de inauguración de Galway 2020. Un mal comienzo que, sin embargo, se verá compensado por un programa que incluye 195 eventos y 1.500 exposiciones o talleres. Todo un reto para Galway, una deliciosa ciudad medieval que cuenta solo son 800.000 habitantes. "De hecho, y por primera vez en la historia, la ciudad ha decidido ampliar la capitalidad europea a todo el condado de Galway. No será sólo Galway ciudad cultural, sino todo el condado", nos cuenta Helen Marriage, directora artística de Galway 2020.

Así es Irlanda

Irlanda es un país pequeño en términos de población: cuenta con poco más de cuatro millones habitantes en total. Cuando sufrió la Gran Hambruna entre 1845 y 1849, el país tenía ocho millones de ciudadanos, y desde entonces jamás se ha recuperado a nivel demográfico de ese horror.

Pero, fruto de las masivas emigraciones –muchas de las cuales tuvieron lugar en esa época terrible– y de una diáspora de dimensiones bíblicas, fuera del país hay hoy 72 millones de irlandeses. "Deseamos que muchos de ellos viajen desde Estados Unidos, Australia, Canadá y otros muchos lugares a Irlanda coincidiendo con Galway 2020 para ver a sus familias y disfrutar de las muchas actividades que se van llevar a cabo coincidiendo con la capitalidad europea", indica el laborista Niall McNelis, alcalde la ciudad desde 2018.

La Gran Hambruna no es ni mucho menos la única tragedia que ha azotado Irlanda. El país ha sufrido numerosas invasiones a lo largo de su historia (normandos, vikingos, británicos…), aunque, sin embargo, Irlanda es un país pacífico que nunca ha invadido a nadie. Y sigue siendo un país pacífico: la prueba es que, siendo como es un isla, la marina irlandesa cuenta tan sólo con cuatro barcos.

Galway 2020 celebrará fundamentalmente el lenguaje, el paisaje y a la gente del lugar. Y, ya por sí sola, merece una visita: tiene una vitalidad enorme (fruto en parte de los 16.000 estudiantes llegados de todos los rincones del mundo para estudiar en su prestigiosa universidad), monumentos reseñables (como la iglesia de San Nicolás, fundada en 1320 y que en 2002 acogió el primer matrimonio de Irlanda entre parejas del mismo sexo) y mucha vida cultural (raro es el pub en el que no hay música en directo). Y, a 82 kilómetros de distancia y atravesando paisajes alucinantes, las montañas de Connemara.