Público
Público

Hanzlová, la esencia de las cosas

La Fundación Mapfre ofrece una restrospectiva de la obra de la fotográfa checa Jitka Hanzlová, una de las más reputadas del panorama actual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dicen que la fotografía es un retrato del pasado, la captura de un instante que no se reproducirá jamás. Bajo esa premisa ha construido su obra la fotógrafa checa Jitka Hanzlová (1958), una de las más reconocidas del panorama actual. Como aperitivo de una nueva edición de PhotoEspaña que está a punto de llegar, la Fundación Mapfre ofrece una amplia retrospectiva de Hanzlová hasta el 2 de septiembre

La exposición, compuesta por 142 fotografías, reúne de manera cronológica nueve de sus series fotográficas, sí como tres conjuntos inéditos: Horses, Flowers y There is Something I Don´t Know, esta última producida en Madrid. También es un repaso vital a su trayectoria: Hanzlová asegura que en cada imagen busca la esencia de las personas, de la naturaleza y de los objetos, poniendo de manifiesto las relaciones y tensiones que se establecen entre ellos. De esta forma crea imágenes directas, que condensan la fuerza presencial de los objetos y seres representados.

Exiliada de su país desde 1982, Hanzlová establece un juego con la memoria. Un ejemplo es la serie que hizo sobre Rokytník,el pueblo en el que pasó su infancia. Exiliada en 1982, Hanzlová no volvió hasta 1991. Una vez allí se dedicó retratar las cosas más simples y cotidianas como la ropa tendida. Y ahí encuentra Hanzlová esa esencia: el peso de la memoria está en el lenguaje cotidiano.

'Convivimos con nuestro pasado y nuestra memoria. Vivir en el exilio significa aparcar nuestra memoria, el lenguaje propio, vivir sobre una pierna... perdiendo el equilibrio, poniendo toda nuestra esperanza en el futuro', resume esta fotográfa checa.