Público
Público

Instagram retira (y luego rectifica) el cartel de las fiestas de la Mercè por obsceno

La red perteneciente a Facebook informa a la diseñadora de que su obra es una ilustración "abiertamente sexualizada".

El cartel, en su versión de La Cursa, con una corona de corredores y silbatos por pendientes.
El cartel, en su versión de La Cursa, con una corona de corredores y silbatos por pendientes. MALIKA FAVRE

Una de las versiones del cartel que la diseñadora Malika Favre realizó para las fiestas de la Mercè, en concreto la dedicada a La Cursa —muy parecida a la original, pero con el verde como color predominante y con ciertos cambios en la corona y los pendientes—, ha sido censurada durante unas horas por Instagram por mostrar contenido "abiertamente sexualizado".

En un mensaje a la autora, Instagram le advertía que su cartel no había sido aprobado para su venta al no cumplir con sus políticas comerciales, ya que había sido catalogado como un producto con un "posicionamiento abiertamente sexualizado".

Ante la reclamación de la autora, la red social perteneciente a Facebook ha rectificado y ha dejado el cartel tal y como estaba, volviendo a permitir su compra desde la plataforma habilitada por Instagram.

La ilustradora Malika Favre, que tiene origen francés y ahora vive en Barcelona, es conocida en todo el mundo por diseñar las portadas de la revista estadounidense New Yorker. También ha realizado obras para la editorial Penguin Books, aunque su último trabajo, el cartel de la fiesta mayor de Barcelona 2021, ha sido "un auténtico honor para ella", como relató en una entrevista a La Vanguardia el pasado mes de septiembre.

Otros carteles de la Mercè censurados

Los carteles diseñados para las fiestas de la Mercè de los diseñadores Peret y Claret Serrahima (1992 y 2010, respectivamente), también fueron censurados, aunque esta vez no por Instagram. 

A Peret le vetaron el suyo por mostrar a la virgen de la Mercè desnuda, con los pechos al aire y con un estilo semicubista. A Claret le censuraron su cartel por mostrar una fruta, un higo, porque en la cultura popular local podría representar la 'genitalidad femenina'.