Público
Público

Juego de Tronos El gazapo final de 'Juego de Tronos': un botellín de agua en Desembarco del Rey

Esta temporada ha dado mucho de que hablar, y no solo por la trama. Cafés de Starbucks que se cuelan en Invernalia, manos que crecen en vídeos promocionales, fallos en el doblaje y, para terminar, una botella de plástico en Poniente. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una botella de plástico se cuela en Desembarco del Rey./ HBO

AVISO: el contenido de esta noticia contiene spoilers.

Al parecer, en Invernalia, ante la llegada del invierno, toman café calentito de Starbucks. Entre copas y platos de metal, en un escenario medieval, se coló un vaso de plástico de la famosa cadena de cafés en el episodio 8x4 de Juego de Tronos. Pero éste no ha sido ni el primero ni el último gazapo de la serie. A lo largo de ocho temporadas hemos visto a Jon Snow pelear con una espada de goma, un cargador de portátil en medio de la nieve justo antes de que muriera Stannis Baratheon o, incluso algún extra vistiendo a la moda de Poniente, en vaqueros. Y, para terminar, en el capítulo final, un nuevo error se le escapó al personal de producción: una botella de plástico.

En el momento en el que representantes de las familias más importantes de los Siete Reinos debaten sobre el futuro de la corona y el de Tyrion Lannister en Pozo Dragón, a los pies de Sam Tarly se puede observar un extraño objeto, atípico en una supuesta Edad Media en la que se ambienta la serie: un botellín de agua. Se trata de una de las escenas más importantes en la que Edmure Tully, Brienne, Gendry Baratheon, Robert Arryn, Sam, Yara Greyjoy y los hermanos Stark, Sansa, Arya y Bran, están a punto de decidir quién será el nuevo monarca, y en la que los fans no perdieron detalle. Las redes sociales enseguida se llenaron de imágenes que mostraban este error.

Esta temporada ha dado mucho de qué hablar, y no solo por la trama. Han sido numerosos los gazapos que se han visto en pantalla, pero hay uno de ellos del que solo se han percatado aquellos que hayan visto la batalla de Invernalia contra los caminantes blancos doblado al español. En él, el señor Davos levanta unas antorchas al grito de "She can’t see us!" ("¡Ella no nos puede ver!"), en referencia a Daenerys, que surca los cielos a oscuras con sus dragones. Los dobladores en España debieron entender que hablaba en valyrio y lo tradujeron por un "sicansíos". De este fallo, que fue corregido a posteriori, también se hicieron eco las redes sociales.




Y hasta en las fotos promocionales los fans se percatan de los fallos. En uno de ellas aparece Jaime Lannister, manco desde la tercera temporada, abrazando a su hermana Cercei minutos antes de morir aplastados por el derrumbe de las torres de la Fortaleza Roja de Desembarco del Rey. Desde que Vargo Hoat, un hombre al servicio de la Casa Bolton, le cortó la mano derecha por defender a Brienne de Tarth, Jaime ha lucido una de oro. En estas imágenes parece que al Matarreyes le ha crecido de nuevo la mano, porque la que aparece en pantalla es de carne y hueso. Después, durante el capítulo, este plano general no aparece por ninguna parte, sino que se convierte en uno más cerrado en el que no se aprecia la mano de Jaime, por lo que no puede considerarse un gazapo más. Suficientes ha habido en una serie en la que, según Variety, cada episodio de la octava temporada ha tenido un coste de alrededor de unos 15 millones de dólares.

Imagen promocional de HBO.