Público
Público

Kate del Castillo: "No hay gobierno que no sea corrupto"

La actriz mexicana ha presentado en Madrid ‘Ingobernable’, serie que ya puede verse en Netflix y en la que interpreta a una primera dama en busca y captura. La protagonista de ‘La reina del sur’ no tiene problemas en hablar del Chapo, de política, de corrupción, de su situación legal y de México.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Kate del Castillo es la protagonista de la serie presentada por Netflix, 'Ingobernable'.

Con una orden de detención contra ella para que declare como testigo por su relación con el poderoso narco mexicano El Chapo Guzmán, Kate del Castillo lleva más de un año sin poder pisar su país por temor a que la detengan.

Una circunstancia legal y personal que complicó mucho la producción de Ingobernable, serie que estrenó el pasado 24 de marzo Netflix a nivel mundial y para cuya promoción acaba de pasar por Madrid la actriz mexicana.

Durante un tiempo, el rodaje estuvo en suspenso. ¿Cómo rodar una serie ambientada en México con una actriz que no podía pisar suelo mexicano? Netflix decidió apostar por mantener a Del Castillo, cosa que ella agradece una y otra vez, y elegir a una doble para las escenas en las que su personaje debe pasearse por exteriores mexicanos. No fue sencillo. El hecho de que Emilia, como se llama la Primera Dama a la que interpreta la actriz en Ingobernable, sea una fugitiva ayudó. Cubrieron a la doble con una sudadera con capucha y el montaje hizo el resto.

Emilia es la esposa del presidente de México, una mujer que ha tomado la decisión de separarse de su marido y que, tras una pelea y una fuerte discusión, despierta convertida en la primera sospechosa del asesinato del máximo representante del gobierno.

Al darse cuenta de lo ocurrido, de que alguien quiere incriminarla, huye hasta poder demostrar su inocencia. Una circunstancia, la huida y la persecución, que la actriz comparte, dice, con su personaje. Del Castillo, que hace algo más de un año se vio envuelta en una polémica por haber arreglado una entrevista entre el también actor Sean Penn y el narco conocido como El Chapo cuando este estaba fugado, se identifica con su personaje.

La actriz no tiene ningún problema a la hora de hablar de su situación y los hechos que la provocaron: “Soy responsable de mis actos, pero no puedo hacerme responsable de algo que ya no está en mis manos, que manipularon y tergiversaron de todas las formas”. Tampoco se muerde la lengua a la hora de expresar como se siente.

“Me da mucha tristeza y frustración no poder ir a mi propio país y ser condenada por algo de lo que soy inocente. Le puede gustar o no a la gente lo que hice, eso es muy respetable. Pero de ahí a ser una criminal y que se me trate como tal, no me parece justo. Y es mi propio país”.

Y de lo que considera una injusticia a “todo lo que está pasando con el 45 presidente, que no me gusta decir su nombre, no me siento representada por ninguno de los dos presidentes. Ni como mexicana ni como americana. Me siento perseguida en los dos países”.

Ingobernable arranca con un magnicidio. El presidente del país ha sido asesinado y la principal sospechosa es su todavía mujer, que iba a dejarlo. Ahora está en busca y captura. Sin embargo, y aunque el piloto da la impresión de ser una serie sobre una pareja en crisis que acaba mal, nada más lejos de la realidad.

A partir del tercer episodio, como señala Maxi Iglesias, quien interpreta a un hacker español, es otra serie muy distinta, que se abre a tramas más políticas, de corrupción y de personajes. “Se ve un México tal cuál es, con sus defectos y con sus corrupciones.

Creo que es atractivo para cualquier país porque habla de un gobierno corrupto. No creo que haya gobierno que no sea corrupto. Lo que pasa es que los mexicanos somos bien tontos para esconderlo. Es interesante por eso. Además de que la serie tiene todas las cosas ricas que uno quiere ver en una serie de Netflix. Hay amor traición, habla mucho de la familia…”, explica Del Castillo.

México es un personaje más en Ingobernable. Se refleja tal cual es, según la actriz protagonista, “con su riqueza, con su esplendor, con su cultura, con su historia, que es maravillosa, y con su pobreza, con toda la pobreza y las zonas marginales. Lo más interesante es como se unen esos dos mundos”.

Ella no pudo rodar en sus calles, pero sí Maxi Iglesias, que recuerda lo complicado y hasta peligroso que fue. Hasta el punto de estar grabando una escena y escuchar un tiroteo solo unas calles más allá de donde se encontraba el equipo.

Ingobernable es ficción, como ocurre con Narcos, pero no deja de tener ciertos anclajes con la realidad del país en el que se ambienta la acción que preocupan al gobierno mexicano, según Del Castillo.

“Creo que México lo va a tomar increíble. Estoy hablando del público. Ahora, el Gobierno.... Sé que están muy preocupados con la serie. Lo que tiene de maravilloso Netflix es que no tiene censura. Aunque estamos haciendo ficción y los personajes son ficción hay muchas cosas, muchas referencias, que son ciertas. Como los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, que es algo que nos sigue doliendo, que seguimos sin respuesta y que nos quebró como país. Además, ocurrió en una época en la que el presidente tiene un 18% de aceptación, algo que nunca ha pasado. Ojalá hagan algo cuando la vean porque es lo que necesitamos”, concluye Kate del Castillo.