Público
Público

Lana del Rey lleva al Sónar el retro de sus vídeos

La joven neoyorquina ha compartido cartel con John Talabot, el más aclamado de la nutrida representación de músicos electrónicos españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lana del Rey, la última estrella surgida de Youtube, ha demostrado hoy a sus seguidores españoles que es capaz de trasladar a un concierto en directo todo el glamour retro que destilan los vídeos que han hecho furor en la red.

La joven neoyorquina ha aparecido sobre el escenario del SonarPub del Festival de Música Avanzada Sónar con un vaporoso vestido blanco y un peinado imposible, a juego con la belleza artificial de ese rostro que ha seducido a internautas de varios continentes.

Acompañada de un cuarteto de cuerda y una banda solvente, Lana del Rey ha iniciado el recital con Blue jeans y ha seguido con Body Electric, en un concierto calcado a los pocos que ha hecho en Europa y Estados Unidos desde que saltó a la fama hace menos de un año, cuando todavía no tenía ni un disco en el mercado.

Ahora ya tiene disco y se titula Born to die, así que, como era de esperar, ha desgranado los temas de este álbum, que sus seguidores han coreado felices de comprobar que los innumerables arreglos de sus temas pueden reproducirse en directo.

Los detractores de Lana del Rey dicen que es un producto prefabricado por los empresarios que mueven los hilos del negocio de la música, pero, si es así, estas cabezas pensantes han construido un personaje capaz de conectar con su público en directo.

A Lana del Rey le falta seguridad sobre el escenario, pero ello no le impide provocar gritos de alegría entre la audiencia cuando interpreta temas como Videogames. La letra de esta canción ha sido criticada por reflejar un tipo de mujer sumisa, deseosa de ser poseída por un macho alfa de los que ya no existen.

El momento más emotivo de la noche ha llegado en el tramo final del concierto, cuando la cantante ha bajado del escenario y, a pesar de su apariencia inaprensible, se ha dejado tocar, besar y fotografiar por los seguidores de las primeras filas.

A medio camino entre el pop melódico, la balada y la electrónica, Lana del Rey ha demostrado que ocupa un lugar en el mundo de la música y, sobre todo, en el de la estética.

El concierto de Lana del Rey ha sido uno de los que más expectación ha levantado hoy en Sónar, pero también uno de los más alejados del tono general del festival. Un tono que ha representado mucho mejor John Talabot, el más aclamado de la nutrida representación de músicos electrónicos españoles que han actuado hoy en la sección diurna de Festival de Música Avanzada Sónar, que ha tomado el pulso a la escena nacional y ha comprobado su buen estado de salud.

Media hora antes de que empezara la actuación de Talabot, el público se ha dirigido en masa al SonarHall, un espacio de aforo limitado que se ha llenado rápidamente, por lo que buena parte de los interesados se ha quedado fuera.

En el interior, Talabot ha ofrecido un concierto 100% bailable a una concurrencia entregada de antemano que ha disfrutado de los crescendos de una música que navega entre el house y la música ambientE.

Oriol Riverola, que suele esconderse tras el nombre de John Talabot y una máscara de papel de plata, hoy se ha presentado con la cara descubierta y no se ha limitado a pinchar, sino que ha utilizado percusiones, voz, teclados e instrumentos electrónicos y acústicos.