Público
Público

Lucha contra el reloj para aprobar la 'ley PP-Sinde'

Los conservadores reducen sus exigencias para apoyar la norma y evitarla en la próxima legislatura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las posiciones entre el PSOE y el PP en torno a la ley Sinde están cada vez más próximas, tanto que son ahora los conservadores los que más interés tienen en que la norma se rescate el próximo lunes en el Senado, según informaron a Público fuentes conocedoras de la negociación.

El Partido Popular está recibiendo mucha presión por parte de determinados editores para que se tomen medidas contra las páginas de descargas. Asimismo, teniendo en cuenta que se trata de una ley extremadamente impopular, quieren aprobarla ahora para cargar con la responsabilidad al PSOE. 'El PP quedaría en un segundo plano dando el visto bueno a la ley con ciertos matices y, al mismo tiempo, se deshacen de un problema que les podría dar muchos dolores de cabeza tras las próximas elecciones de 2012, que confían ganar', señalaron dichas fuentes.

Sinde y Lassalle ultimaron ayer un acuerdo que podría cerrarse el sábado

La última reunión, confirmada por el Ministerio de Cultura, se produjo ayer entre la ministra Ángeles González-Sinde y el diputado popular José María Lassalle. Según una persona cercana a las conversaciones, 'el Partido Popular pide un cambio en la ley, más que nada porque no puede aprobar en el Senado lo que rechazó hace un mes en el Congreso'.

Los conservadores han renunciado a su pretensión de canjear su apoyo a la ley Sinde por la supresión del canon digital, una posibilidad imposible de satisfacer, principalmente porque no pertenece al ámbito concreto de la negociación. Por eso, los conservadores optan por exigir la doble actuación judicial en los casos contra las páginas de descargas.

El PP está recibiendo mucha presión por parte de grupos editoriales

'El PP exige que sea un juez de lo contencioso-administrativo el que identifique al que incumple, en lugar de una comisión de Cultura. El juez, por tanto, tiene que citar al denunciado a una audiencia, porque si no no lo puede identificar. Esto alarga el proceso, ya que puede pasar un mes hasta que se produce la identificación', explicó una persona cercana a ambos partidos. Con la ley Sinde actual, el proceso podría resolverse en cuatro días.

Socialistas y conservadores se volverán a ver las caras el sábado, día en el que esperan cerrar el acuerdo definitivo. La reunión es de urgencia, ya que el lunes se termina el plazo para presentar las enmiendas al texto en el Senado.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, el PSOE no tiene previsto recuperarla en el Congreso, con lo que la regulación de las descargas en internet volvería a su punto de inicio. De fondo está el estudio de una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, una iniciativa que se defiende desde muchos frentes, especialmente el internauta, para regular los contenidos en la red.

La ley Sinde, una disposición final dentro de la Ley de Economía Sostenible (LES), fue tumbada en el Congreso el pasado 22 de diciembre, después de que los socialistas no lograran recabar ningún apoyo. La norma generó una avalancha de críticas en internet, ya que deja en manos de una comisión dependiente del Ministerio de Cultura, y no de un juez, la decisión sobre si la actividad de la web es o no ilegal.