Público
Público

'Machirulo', 'big data', 'sinhogarismo' y 'chundachunda', nuevas palabras del Diccionario de la Lengua Española

La actualización del texto cuenta este año, a modo de novedad, con la incorporación de sinónimos y los antónimos.

El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, comparece tras un pleno en la Real Academia Española, a 9 de marzo de 2023, en Madrid.
El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, comparece tras un pleno en la Real Academia Española, a 9 de marzo de 2023, en Madrid. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

La Real Academia Española, en su afán por tomarle el pulso a la siempre esquiva lengua hablada, registra cada año nuevos términos que, por su generalizada implementación en el día a día, son susceptibles de integrar el Diccionario de la Lengua Española (DLE).

Así, desde este martes se incorporan al castellano una serie de vocablos que ya recorren las calles. 'Machirulo', 'big data', 'cookie', 'no binario' o 'sinhogarismo' componen la esperada nueva lista de palabras que ya cuentan con su entrada en el diccionario.

'Chudachunda', 'VAR', 'oscarizar' o 'perreo' son otras de las palabras que formarán parte de la extensa relación de palabras que oficialmente constituyen nuestra lengua. Una actualización que este año, a modo de novedad, incluirá a los sinónimos y los antónimos. 

Los responsables de enunciar la buena nueva lexicográfica han sido el director de la RAE y presidente de la ASALE, Santiago Muñoz Machado, y la responsable del Instituto de Lexicografía, Elena Zamora. En total, las innovaciones totales que incorpora esta actualización, entre palabras nuevas, artículos, variaciones o supresiones, ascienden a 4.381 operaciones.

Durante la presentación se han avanzado también algunas definiciones. Como la de 'machirulo', que es el habla de "una persona, especialmente un hombre, que exhibe una actitud machista", además de añadir que es un término despectivo. O la de 'perreo', que será un "baile que se ejecuta generalmente a ritmo de reguetón, con eróticos movimientos de caderas, y en el que, cuando se baila por parejas, el hombre se coloca habitualmente detrás de la mujer con los cuerpos muy juntos".

Otras palabras que han destacado durante la presentación ha sido la de 'alien', 'regañá' o 'supervillano', además de la inclusión de formas compuestas como 'masa madre' o 'pobreza energética'. Respecto a la tecnología, se incluyen palabras como 'big data', 'cookie' o 'banner', así como "la muy reclamada" palabra 'sinhogarismo'.

Paraísos redefinidos y refugios fiscales

La Plataforma por la Justicia Fiscal ha reaccionado a la actualización y ha celebrado que la RAE enmiende la definición de 'paraíso fiscal' e incluya 'refugio fiscal' como equivalente. Un cambio solicitado por la asociación y para la que logró reunir 30.000 apoyos.

En concreto, la nueva definición no presenta a estos lugares como un reclamo para la inversión sino que los define como "territorio caracterizado por su baja o nula tributación, la ausencia o escaso número de convenios para evitar la doble imposición y la falta de un efectivo intercambio de información fiscal con otros Estados".

Una decisión que la Plataforma por la Justicia Fiscal considera relevante para "educar y sensibilizar a la ciudadanía en que la defensa de nuestros derechos básicos pasa por la lucha decidida contra cualquier tipo de fraude o evasión fiscal y por la erradicación de los paraísos fiscales". 

¿Te ha resultado interesante esta noticia?