Público
Público

Medialab Prado El Ayuntamiento de Madrid ralentiza el traslado de Medialab por la candidatura de la UNESCO

La decisión se ha tomado exclusivamente para no influir en la candidatura de la zona del Prado-Retiro de Madrid como Paisaje de las Artes y las Ciencias por la UNESCO. Por tal motivo, Más Madrid va a presentar una proposición en la Asamblea para que el cese del traslado del centro cultural sea definitivo e incondicionado. 

Fachada de la sede de Medialab Prado, innovador centro cultural madrileño desmantelado por el alcalde y su responsable de Cultura, Andrea Levy
Fachada de la sede de Medialab Prado, innovador centro cultural madrileño desmantelado por el alcalde y su responsable de Cultura, Andrea Levy. Asombrario

El edificio de Medialab Prado figura dentro de la petición enviada a la UNESCO para el reconocimiento del eje Prado-Retiro como un Paisaje de las Artes y las Ciencias. El desmantelamiento y traslado del centro de innovación cultural del edificio de la antigua Serrería Belga, en la calle Alameda, orquestado por el área de Cultura que dirige Andrea Levy, ha levantado ampollas no solo por el descontento generado entre los trabajadores y colectivos, sino también porque tal decisión podría afectar la candidatura de Madrid, cuya resolución se espera para 2021. 

El pasado sábado El Confidencial entrevistaba al responsable de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid, Luis Lafuente. Este anunciaba que desde el Ayuntamiento se ha tomado la decisión de ralentizar el traslado hasta que la UNESCO se pronuncie, aunque los trámites siguen en marcha porque están convencidos "de que el comité no pondrá ningún problema".

Diez trabajadores de Medialab ya han sido derivados al Matadero, aunque Lafuente insiste en que "no se va a terminar de hacer hasta que el comité se pronuncie y veamos cómo ha funcionado la candidatura. Y si está inscrita en la lista de Patrimonio Mundial, lo comunicaremos y lo anunciaremos y lo que decida el comité", declara. 

La decisión se toma tras una importante campaña de académicos, expertos y responsables de cultura que alertaban del peligro que suponía el traslado del centro para la candidatura de Madrid. "El Ayuntamiento acatará la decisión que tome el comité al respecto. Si el comité nos dice que no se traslade, no vamos a poner en peligro la candidatura. Creo que no es así, pero si me dan razones no tendría problema en aceptarlo. Vamos a seguir haciendo los estudios y trabajos preparatorios porque estamos convencidos de que no (influye). Pero en ningún caso el Ayuntamiento quiere poner en peligro la candidatura", señala Lafuente.

Más Madrid pide que el cese sea definitivo e incondicionado

Por su parte, Más Madrid ha registrado un requerimiento administrativo al Área de cultura y presentará una proposición en el pleno del martes para pedir al Ayuntamiento de la capital el cese del traslado de MediaLab, con el cual se incumple un acuerdo de pleno. En un audio remitido a la prensa este domingo, la concejala Pilar Perea afirma que el Ayuntamiento ha procedido al traslado de los trabajadores de MediaLab Prado al Matadero "sin que hubiera emprendido las acciones administrativas correspondientes, sino por la vía de hecho".

La formación denuncia que la forma en la que se ha realizado el traslado, mediante una comunicación individualizada a los trabajadores de Madrid Destino destinados a Medialab, no tiene "fundamento en memoria justificativa, proyecto técnico, resolución de órgano competente o procedimiento administrativo alguno" y se produce "al margen de la competencia y prescindiendo de las reglas del procedimiento legalmente establecido que debe cesar de inmediato, tal y como dispone el artículo 30 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa", dice Más Madrid.

Pilar Perea cree que el traslado "no solo se incumple un acuerdo de pleno sino que es una falta de respeto hacia los trabajadores de MediaLab y también de Matadero, así como al resto de los profesionales relacionados con el proyecto". Y añade que "es una decisión que se ha tomado sin consultar, sin abrir un solo expediente ni estudio previo, y en definitiva actuando de una forma que entendemos no es la adecuada en un ayuntamiento".