Público
Público

Mekas filma de incognito a Martin Scorsese

El documental se proyecta hoy en el festival Recontres Internationales

S. B.

Tras unos segundos de cámara en mano por las calles de Nueva York, apareceMartin Scorsese. Afable, saluda al hombre que sostiene la cámara y le dice: "Es un gusto verlo, es un gusto verlo. Por favor, tenga paciencia con nosotros hoy. Estoy corriendo como un loco". Es el set neoyorkino de Infiltrados (2008) y el hombre de la cámara es el director de cine experimental, JonasMekas, algo así como el alter ego del director industrial que representa Scorsese.

En Notes of an American Film Director, Mekas se inmiscuye en el rodaje de Infiltrados como un voyeur sorprendido. Atónito, ante la compleja maquinaria que se pone en marcha para crear una película de Hollywood, el cineasta recorre siete localizaciones del rodaje, fijándose en los gestos de Scorsese, intercambiando bromas con él: "Esta película va de unos soplones con sede en el inframundo de Boston... creo que es como otras películas que he hecho", se ríe el director de Casino. A la vez, Mekas certifica las diferencias abismales que existen entre ambos: Scorsese y Mekas son las dos caras de la moneda. Ahí radica el interés de este documental, que se proyecta hoy en la Filmoteca Española en el marco de los Rencontres Internationales, el ciclo que reflexiona cada año sobre las encrucijadas del cine contemporáneo.

Este documento es mucho más rico que cualquier making of planeado por la industria como herramienta de márketing. Aquí se ponen frente a frente dos maneras de entender y hacer cine. Por un lado, el ejercicio solitario y artesano de Mekas (el lituano es sobre todo conocido por sus películas-diario), por otro, la gran parafernalia de un filme de Scorsese.