Público
Público

Memoria Histórica Canal Sur pide perdón por referirse a Blas Infante como fallecido y no como fusilado

Las asociaciones de memoria histórica exigen una "rectificación pública" de lo que consideran una “manipulación histórica” del ente público sobre la figura del considerado como padre de la autonomía andaluza

El padre de la patria andaluza, Blas Infante./Archivo
El padre de la patria andaluza, Blas Infante./Archivo

Canal Sur ha tenido que pedir disculpas tras las quejas de las asociaciones de memoria histórica de Andalucía por una pregunta del programa concurso Atrápame si puedes en la que se hacía referencia al fallecimiento de Blas Infante, considerado el padre de la patria andaluza, sin precisar que el político había sido fusilado por el bando del ejército sublevado contra la República en 1936 y su cuerpo arrojado en una fosa común junto al cementerio de Sevilla de la que aún no ha podido ser recuperado.

En el programa emitido el pasado 18 de junio, el presentador, Manuel Sarriá, antiguo integrante del popular Dúo Sacapuntas, formula a una pareja de concursantes la pregunta "¿en qué década falleció Blas Infante?". Y, tras la respuesta errónea de los concursantes, que la sitúan en la década de los ochenta, señala que fue en 1936, "cuando la guerra y todo eso".

Esa referencia a Blas Infante, cuyos restos aún no han podido ser recuperados, motivó una queja inmediata de la Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, formada por 30 asociaciones de toda la comunidad, que se dirigió al Defensor de la Audiencia de la Radio y Televisión de Andalucía para exigir una "rectificación pública" de lo que considera una "manipulación histórica". "Blas Infante no falleció. Fue asesinado", es el encabezamiento del escrito de la Coordinadora, que exige la depuración de responsabilidades en la dirección de contenidos de la televisión pública andaluza por permitir esa alusión en un programa grabado, que debería haber sido supervisado, y la cancelación del contrato con la productora.

En su respuesta a la queja presentada por la Coordinadora, la Dirección de Programas de Canal Sur lamenta las molestias causadas y pide disculpas: "La pregunta versaba sobre el momento histórico y en concreto la década del fallecimiento. Es por esto que entendimos como correcto el uso del verbo fallecer –sinónimo de morir- que engloba tanto la causa natural, accidental como violenta. Le agradecemos su crítica y aportación de calidad. Tomamos nota de ello y le reiteramos nuestras más sinceras disculpas", añade esa dirección.

En la respuesta remitida a la Coordinadora Andaluza por la Memoria Histórica y Democrática, el Defensor de la Audiencia, el periodista Antonio Manfredi, añade, por su parte, que el tratamiento dado en el programa concurso "fue un error que desmerece la figura de Blas Infante, cuyo reconocimiento como referencia de la autonomía andaluza todos estamos obligados a reconocer y preservar".

La queja de la Coordinadora no fue la única que llegó a Canal Sur. Otros integrantes del movimiento por la recuperación de la memoria histórica y democrática hicieron llegar sus protestas al ente público andaluz por el tratamiento de la figura de Blas Infante. Y también responsables políticos andaluces se sumaron a las críticas a través de las redes sociales. La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, publicó en Twitter: "¿Falleció? A Blas Infante lo asesinaron. Fusilado en una tapia por el golpe de estado franquista. La televisión pública andaluza no debería ser cómplice de quienes intentan borrar la historia"

Y el coordinador general de IU Andalucía, Toni Valero, escribió en la misma red: "La televisión pública andaluza no debe caer en el revisionismo histórico. Que saquen las manos de la ultraderecha del ente público. Blas Infante fue fusilado por el franquismo, no falleció por el impacto de una bala que volaba demasiado rápido"

Las asociaciones de memoria histórica no creen que esta polémica sea casual. El vicepresidente y portavoz de la Coordinadora, Antonio Manuel Mateos, considera que el tratamiento que se ha dado a Blas Infante en un programa de Canal Sur forma parte de la política de "blanqueo de la represión franquista" y de "desinterés absoluto por sus víctimas" que está llevando a cabo el nuevo Gobierno andaluz formado por PP y Ciudadanos, con el apoyo de Vox.

Esa política, según Mateos, es la que está dejando morir la Ley de Memoria Histórica y Democrática aprobada en 2017 por el Parlamento andaluz, recortando los presupuestos que se destinan a ella, retrasando las normas que son necesarias para desarrollar su contenido, cerrando las oficinas provinciales para atender a las víctimas y poniendo en marcha nuevas figuras como la del Comisionado para la Concordia, que era precisamente la que exigía Vox para pilotar la reparación de esta parte de la historia de nuestro país.