Público
Público

El movimiento heavy metal organiza una campaña para oficializar su fe

La idea surgió en un bar y el requisito fundamental es escuchar rock duro a todo volumen: "Si los jedis pudieron, nosotros también"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aficionados al heavy metal han puesto en marcha una campaña en el Reino Unido para que el rock duro sea reconocido oficialmente como una religión.

A través de una página en Facebook, los autores de la iniciativa quieren que los seguidores de este tipo de música escriban heavy metal en el apartado del censo en el que los ciudadanos británicos son cuestionados acerca de su confesión religiosa.

Hasta ahora, unas 10.000 personas se han unido a la campaña que lanzó la semana pasada la revista Metal Hammer, entre ellas Biff Byford, líder de la banda Saxon, para oficializar la 'fe heavy'. Byford, a su vez,  ha sido propuesto por la revista para convertirse en 'el embajador para la paz del heavy mundial', en el caso de que la campaña tenga éxito.

Alexander Milas, director de Metal Hammer explicó que 'como muchas otras buenas ideas, ésta surgió en un pub'.

'La respuesta ha sido abrumadora y no hace más que reforzar la creencia de que el heavy metal sigue fuerte en el Reino Unido, su lugar de nacimiento, y en el resto del planeta. Si los Jedi pueden hacerlo, nosotros también', manifestó Milas.

'El único requisito para unirse a nuestra campaña es escuchar heavy metal a todo volumen', añadió.

Una iniciativa similar fue llevada a cabo durante la última campaña del censo y logró que 390.000 personas residentes en el Reino Unido declararan que su fe religiosa era la Jedi, la creencia ficticia creada para la saga cinematográfica de La Guerra de las Galaxias.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), organismo encargado de elaborar el censo (el último es de 2001), recordó que aunque hace nueve años hubo más personas que se inscribieron como jedis que como sijs, esto no convirtió a 'la fuerza' en una religión oficial.

De hecho, los jedis fueron incluidos en la categoría de ciudadanos 'sin religión', por lo que algo similar podría ocurrir con quienes convierten en acto de fe escuchar a AC/DC, Black Sabbath, Deep Purple, Judas Priest, Iron Maiden o Metallica.