Público
Público

Muere la actriz Elizabeth Taylor a los 79 años

PUBLICO.ES

La actriz de ojos violeta, la que mejor supo recrear en la pantalla a la impenetrable Cleopatra, la que cautivó a miles de hombres pero sólo dio el 'sí, quiero' a siete -y a uno por doble partida, Richard Burton-, ha muerto a los 79 años.

Elizabeth Taylor deja 64 películas y dos Oscar a la mejor actriz por 'Una Mujer Marcada' (1960) y '¿Quién teme a Virginia Woolf' (1966). Nacida en febrero de 1932 en Londres de padres estadounidenses aunque residente en Estados Unidos desde su infancia, 'Liz' Taylor fue una de las "mejores estrellas femeninas de todos los tiempos", tal y como la nombró el American Film Institute.

Dama en el cine y en la vida real -la reina Isabel II de Inglaterra la condecoró con el tratamiento de Dame- Taylor ha muerto en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles rodeada de sus cuatro hijos.

La actriz llevaba dos meses ingresada a causa de una insuficiencia cardíaca congestiva que le había sido diagnosticada en 2004. Los problemas de salud la acompañaron en sus últimos años de vida. Ya en 1997 fue operada de un tumor cerebral.

Aparte de rodar películas como 'Cleopatra' o ser la compañera de James Dean en 'Gigante', Elizabeth Taylor fue muchas veces famosa, más que por su carrera, por su vida privada. Sus ocho matrimonios y divorcios ocuparon las portadas de la mayoría de los medios sensacionalistas del momento. Adelantada a su tiempo, incluso se ganó las críticas de una gran parte de esa gente que no entiendía por qué una mujer podía casarse y divorciarse las veces que quería.

Pero si hay algo que realmente caracterizó a Taylor, fueron sus labores humanitarias, sobre todo en la lucha contra el SIDA desde la muerte de su amigo Rock Hudson. Por este último aspecto, sería galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1992. Además, ese mismo año participó en el concierto en tributo a Freddie Mercury, hablando acerca de la prevención necesaria para combatir la enfermedad.

A través de la red, Taylor informó en 2009 de una intervención quirúrgica "muy nueva, que implica la reparación de mi válvula defectuosa utilizando un dispositivo de pinza, sin cirugía a corazón abierto para que mi corazón funcione mejor". Los últimos reveses de la actriz de incluyen sus combates con el cáncer, una traqueotomía, el tratamiento de adicciones al alcohol y a analgésicos y las cirugías del corazón. Durante su vida, tuvo entre 30 y 40 cirugías, de acuerdo con sus biógrafos. Ninguna pudo con ella. Taylor ha muerto hoy, pero como ocurre con todas las estrellas del cine, su imagen nunca desaparecerá.

Su hijo Michael Wilding, de 58 años, ha recordado a su madre en un comunicado:

"Mi madre era una mujer extraordinaria que vivió la vida al máximo, con gran pasión, el humor y el amor", dijo. "A pesar de su pérdida es devastadora para los que tenía tan cerca y, siempre nos sentiremos inspirados por su contribución al mundo. Su notable trabajo en el cine, su continuo éxito como empresaria, y su valiente y la defensa implacable en la lucha contra el VIH nos hacen estar muy orgullosos de ella. Sabemos que, simplemente, el mundo es un lugar mejor porque ella lo habitó. Su legado nunca se desvanecerá, su espíritu siempre estará con nosotros, y su amor vivirá por siempre en nuestros corazones. "

En cuenta de Twitter, la actriz plasmaba sus impresiones y proyectos. El último tweet, del 10 de febrero, habla de una entrevista con Kim Kardashian. Las muestras de cariño inundan la red social, con el Trending Topic "RIP Elizabeth Taylor".