Público
Público

El muro del arte

Diesel ofrece a los artistas una pared en blanco para llenarla con su creatividad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagina que puedes pintarrajear y taladrar un muro en pleno centro de Barcelona y que no sólo no terminas en la comisaría, sino que premian tu acción. No es que la anarquía y el vandalismo se hayan instalado en la Ciudad Condal, se trata de la intervención urbana más artística promovida por la firma de ropa Diesel.

'Arte, moda, diseño, fotografía... Son partes imprescindibles de la cultura global de los jóvenes de hoy, todas ellas influyen sobre las otras. Es natural usar y formar parte de aquellos territorios que son capaces de traducir el estilo de vida y la creatividad de Diesel en todas sus modalidades', comenta en exclusiva para Público Renzo Rosso, presidente de la marca italiana y mecenas del proyecto Diesel Wall, nacido en 2004 y que en su quinta edición por fin aterriza en España. Bajo este concepto, cualquier artista de cualquier país, disciplina o edad que desee convertir la ciudad en su propia galería de arte y que tenga una idea en gran formato para
aplicar sobre un muro, puede presentar sus proyectos hasta el
11 de julio en www.dieselwall.com. No hay normas ni márgenes morales, éticos o estéticos: los límites los marcas tú. Bueno, tú y el jurado que elegirá el proyecto ganador.

Proyecto itinerante
El comité de selección, formado por Wilbert Das (Director Creativo Diesel), Beth Galí (Presidenta del FAD), Bartomeu Marí (Comisario del MACBA), Chu Uroz (Presidente Moda FAD), Bigas Luna (Director de Cine) y José Luis de Vicente (Director de Art Futura), darán a conocer su veredicto el 1 de agosto. La idea, para colmo, va más allá de lo puramente local: a Barcelona se suman en esta edición Manchester, Nueva York y Zúrich ya 'que existe un vínculo entre todas estas metrópolis, la pasión y la creatividad que hay en todo lo que hacemos'.

La duda ahora es saber qué sucederá con la obra una vez finalizada, para la que sólo puede haber una respuesta tan megalítica como la propia mente de Renzo Rosso: 'El muro de Barcelona podría en un futuro trasladarse a otra ciudad, tal vez Shangai, Oslo o Milán, ya se verá... La idea es que el proyecto se mantenga vivo y que, año tras año, se sumen a él más artistas y ciudades. ¡Algún día me encantaría tener un Diesel Wall en cada una de las principales ciudades del planeta!'

En efecto, mucho hemos cambiado. Hoy por fin engrandecemos como artistas a quienes en el pasado consideramos gamberros, para demostrar que las ciudades contemporáneas son organismos mutantes, vivos y cargados de creatividad.