Público
Público

El Museo Sorolla acoge dos retratos de las hijas del pintor valenciano

'Elena en la playa' y 'María vestida de labradora valenciana', que el propio artista describió como "una sensación de luz", no se exhibían juntos desde 1911

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Elena en la playa y María vestida de labradora valenciana, dos retratos de Joaquín Sorolla a sus hijas, podrán contemplarse durante los próximos meses en el Museo Sorolla de Madrid.

Elena en la playa estará en el museo madrileño durante los próximos tres meses de verano, mientras que el retrato de María vestida de labradora valenciana se exhibirá hasta mayo de 2013.

Este último cuadro, realizado en 1906, es uno de los retratos más audaces del pintor realizado en el exterior, en los que la hija del valenciano aparece vestida con el traje típico de las labradoras valencianas y situada debajo de un árbol, en penumbra, otorgando así el protagonismo a la frondosa y sugerente vegetación iluminada por el sol.

Sorolla al referirse a esta obra en una carta a su amigo Pedro Gil Moreno de Mora, futuro comprador del cuadro, lo describe como 'una sensación de luz' en la que está trabajando para la exposición de la Galería Georges Petit de París.

Elena Sorolla en la playa está dominada por el color azul del mar y del vestido de la joven, blanco teñido de azul por efecto de la luz del atardecer y del reflejo del agua. Pintado en 1909, se ha considerado siempre como la pareja de la obra Paseo a orillas del mar, en el que aparecen Clotilde y María, las otras dos mujeres de la familia Sorolla, paseando por la misma playa. Ambos cuadros no se habían expuesto juntos desde las exposiciones de Chicago y Sant Louis, celebradas en 1911. El Museo ha programado unas visitas explicativas de las obras durante el mes de julio a las doce de la mañana sin necesidad de reserva previa.