Público
Público

Música 'Say it Loud', la movida que viene

Barcelona acoge hasta final de mes uno de los principales festivales de música negra de España,  en el que participan artistas como Lady Avocado, Fermín  Nancy, Coely y Blitz the Ambassador, entre otros.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Unos de los conciertos de la pasada edición del festival 'Say It Loud' en el Centro Cultural la Farinera

Say it loud (Dilo en alto) es uno de los principales festivales de música negra de España, y la prueba de que no solo nos abrimos de miras sino también de brazos, para abrazar a un fenómeno musical, un género líquido amplio y fluido. Será en Barcelona, del 18 al 31 de octubre, pero visibiliza una nueva 'movida', ni barcelonesa ni madrileña, sin gentilicio – lo que pasa en la música mientras los focos apuntan al indie, y la electrónica y el techno viven una segunda juventud.

¿Quiénes son esa movida de la música negra hoy? Ezra Collective, Compota de Manana, Lady Avocado, Beltza Naiz, Sister Nancy, Coely, Deadly Dragon & Screechy Dan. Todos ellos en Barcelona para Say it Loud, que llega a su décima edición con una madurez que, cuanto menos, se expande: artistas más internacionales y en múltiples escenarios.

Porque, ¿qué es la música negra? La que viene de África, dicen. Un continente entero donde se toca y se canta en todo tipo de claves, con todo tipo de ritmos, letras, propósitos. La música negra no existe, no es un género dicen otros. Lo son el reaggae, el hip-hop, el jazz, el R&B, el soul y hasta el afrobeat. ¿Lo son? Los géneros musicales emergen y se liquan.

Say it Loud es la única etiqueta que ha escogido este festival de música para contarnos esto de la movida antes de que nos la perdamos. Como si de un epígrafe se tratase, ha invitado a grupos diversos, con nombres que los que ya están dentro de ese movimiento celebran y animan a los que aún se han quedado en el resquicio de la puerta, a entrar y asomarse.

La filosofía del festival es inclusiva en la celebración de la diversidad

 La racialización y la negritud en todo su esplendor y riqueza. Say It Loud entiende la cultura como un hecho intrínseco a todas las personas y comunidades, a menudo relegado a ser un mero elemento accesorio de la ocupada vida moderna. El proyecto quiere poner la cultura en el centro del cuadro y quiere reivindicar el papel que el arte tiene como vertebrador de las comunidades y de las ideas transformadoras.

El festival arrancó el viernes por la noche con una sesión única por Ezra Collective, uno de los grupos de referencia dentro de la nueva escena jazzística del Reino Unido. Una mezcla talentosa, profesional y nada estricta entre afrobeat, hip hop, funk y jazz que se entrelaza y desenlaza en un Londres permisivo y experimental. Su último discto, The Philosopher’ fue considerado mejor disco de jazz del 2017. Y es que justamente uno de los objetivos del ciclo es acercar artistas internacionales que, a menudo, no han tocado nunca en nuestro país. Si Barcelona aspira a la escena jazzística de Londres, el Say it Loud aspira a ser una revelación como festival del tamaño de Ezra Collective como artista.

La del sábado fue la primera noche completa, y fue en abierto y al aire libre, en Poblenou frente a una Torre Agbar (o Torre de Les Glòries) iluminada. Un marco con (casi) pasado industrial, tratando de manejar amablemente una gentrificación (en proceso). Un lugar perfecto para el recordatorio de que la diversidad nos hace más ricos, de que hay que cuidarla y encontrar la forma de articularla en la comunidad donde vivimos.

La sesión gratuita comenzó a las 17:30h con Mr Stromboli en un espectáculo familiar para que los transeúntes se la encontraran por casualidad, y continuó hasta pasada la medianoche para que esos tantos otros se dejaran llevar fuera de su zona de confort a descubrir escenarios inesperados con música de alta calidad.

El rap de Big Menú tomó las riendas después, de quien los críticos dicen que ha devuelto la fe en un producto de calidad para este (sub) género musical. Cuando cayó la noche viajamos a New Orleans con el viento-metal de Alibabrass, solo para seguir hacia el sur del continente americano e ir a parar al Caribe con Compota de Manana, con su despliegue de trompetas y una percusión potente. El ritmo latino continuó de las manos de la Dj colombiana Lady Avocado.

Pasarán por estos escenarios en los próximos diez días Sister Nancy, una de las voces más influyentes del panorama reggae internacional, una auténtica leyenda viva; Coely, una auténtica revelación a caballo entre rap, soul, R&B y electrónica; Blitz The Ambassador, músico y cineasta ghanés que trae líricas conscientes y ritmos que conectan sus dos mundos: el hip hop americano y las tradiciones musicales africanas. Entre otros, claro.

¿Que quién se interesa por la música negra? Cualquiera podría hacerlo, a juzgar por el público

 Personas de todos los tamaños, colores y contextos, con todo tipo de acompañantes y complementos, que movieron la cabeza al ritmo de la música hasta que sus propios pies se sumaron a la fiesta. Es fruto de la deslocalización del festival: Seis escenarios, lugares comunes de los barceloneses, a menudo espacios públicos gestionados por los propios vecinos. ‘Cultura, ciudad, comunidad’ son los tres pilares del festival, entendiendo comunidad como esa pertinencia, más allá de los límites físicos de cualquier tipo, también los de barrio o distrito.

Detrás del escenario, y también detrás de la barra o los stands del festival, esta filosofía emana. Un bar a cargo de Aterevents que ofrece productos artesanos cooperativos o de proximidad a precios asequibles donde todo el material que se utiliza es biodegradable (¡también los vasos!, anuncian en la pizarra). El festival es de hecho proyecto de la cooperativa Quesoni, que apuesta por la economía social. Entre las paradas están presentes Diomcoop o el Sindicato de Manteros, la librería cooperativa Pebre Negre, los servicios económicos de Coop57.

Say it Loud dice bien alto que el arte es vertebrador de las comunidades y de las ideas transformadoras. Más allá de los conciertos, se ofrecen charlas, exposiciones, talleres o proyecciones, como el estreno del documental sobre el proyecto transmedia Black is Beltza de Fermin Muguruza, con la presencia de Amaia Jackson y Fermin Muguruza o la presentación del documental The Bass of Women y mesa redonda sobre la participación de las mujeres en la escena Reggae de Barcelona. Lo que Say it Loud quiere mostrar así es toda la riqueza y la influencia de la música y la cultura afroamericana en una ciudad mediterránea del siglo XXI.