Público
Público

"No se entienden '1984' y 'Rebelión en la granja' sin la experiencia que Orwell tiene en Catalunya"

La ilustradora Andrea Lucio y el periodista Jordi de Miguel firman la adaptación al cómic de 'Homenaje a Cataluña', una de las obras icónicas sobre la Guerra Civil española y que explica la experiencia vivida por el autor entre diciembre de 1936 y junio de 1937. El cómic, editado Debate, contextualiza la figura de Orwell y lo conecta con el presente. Hablamos con de Miguel, responsable del guión del libro.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El periodista Jordi de Miguel, autor de la adaptación al cómic de 'Homenaje a Cataluña'

"En la guerra de trincheras, hay cinco cosas importantes: la leña, la comida, el tabaco, las velas y el enemigo. Aquel invierno, en el frente de Zaragoza, este era el orden de importancia". La frase la firma George Orwell en las páginas de Homenaje a Cataluña, sin duda uno de los libros sobre la Guerra Civil española de mayor impacto mundial. Publicado en 1938, han tenido que pasar ocho décadas para que llegue la primera adaptación al cómic, firmada por la ilustradora Andrea Lucio y el periodista Jordi de Miguel. Editada en catalán por Rosa dels Vents y en castellano por Debate, la obra, de 140 páginas, se puede encontrar en las librerías desde esta semana.

Los autores siguen los pasos de Orwell -de nombre real Eric Blair- por Barcelona y el Frente de Aragón entre diciembre de 1936 y junio de 1937 y, al mismo tiempo, lo contextualizan y lo conectan con la actualidad a través de entrevistas con su hijo, Richard Blair, el profesor universitario Miquel Berga o el historiador Fernando Casal, entre otros. De todo ello hablamos con Jordi de Miguel (Barcelona, 1980), responsable del guión del cómic. "Lo que vivió Orwell en Catalunya y en la Guerra Civil lo marcará de por vida y se refleja en su obra. Sin esta experiencia no se explican 1984 ni Rebelión en la granja [sus dos novelas más conocidas]", reflexiona de Miguel mientras toma una caña en una terraza de Sabadell.

El proyecto de adaptar al cómic Homenaje a Cataluña ha supuesto dos años de trabajo para Lucio y de Miguel y surge porque "había una cuestión de deuda con la memoria histórica y queríamos hacer algún trabajo relacionado con ella. Y, además, nos gustaba mucho Orwell y nos parecía increíble que no se hubiera hecho prácticamente ningún cómic sobre su obra". A partir de aquí, el periodista subraya que el libro original, que describe la experiencia en primera persona del autor inglés en la guerra civil, "tiene una calidad descriptiva tan bestia y unas subidas y bajadas de tensión muy marcadas, que creíamos que encajaba con el cómic". En este sentido, "el 95% del texto de Orwell que aparece en él es literal, no lo hemos tenido que modificar para adaptarlo, lo que habla mucho de su calidad descriptiva".

Adaptación al cómic de 'Homenaje a Cataluña', por la ilustradora Andrea Lucio y el periodista Jordi de Miguel.

"La mayor dificultad de cambiar de formato narrativo fue adaptar el juego de tempos continuo del libro. Es un ir y venir constante, acción y reflexión. Orwell va al frente de Aragón y presencia una guerra estancada. Cuando vuelve a Barcelona ve como han aumentado las disputas entre los grupos de izquierdas, y eso le hace reflexionar... Este ir y venir era lo más complicado de adaptar. Teníamos la idea de intentar jugar sin perder el hilo de la historia y incluyendo reflexiones sobre el presente", apunta de Miguel. Homenaje a Cataluña, sin embargo, tiene una ventaja, porque a la hora de describir los hechos y analizarlos, Orwell emplea un "lenguaje preciso y claro" y eso hace que esta parte no haya sido difícil de adaptar.

Convencido del ideal y la necesidad del socialismo

Más allá de las viñetas dibujadas, en la obra también hay aparecen fotografías, tanto algunas de históricas, de hace 80 años, como actuales, que reflejan la entrevista al profesor de la UPF Miquel Berga o paisajes del frente de Aragón, como la sierra de Alcubierre, por donde pasó Orwell como miembro de una milicia del trotskista Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). "Con las fotos le intentamos dar un toque periodístico documental, que creemos que le aporta riqueza y vivacidad. Veíamos importante que hubiera pruebas documentales de nuestra presencia en los escenarios y, al fin y al cabo, el cómic no sólo es ilustración", detalla el autor. En este sentido, reflexiona que el cómic es un formato que "tiene una fuerza narrativa muy importante", pero que apenas se utiliza en medios del Estado, básicamente porque "el periodismo en el Estado es poco innovador, arriesga poco".

Orwell fue testigo directo de los hechos de mayo de 1937 en Barcelona, los enfrentamientos en la retaguardia republicana entre las fuerzas de orden público de la Generalitat y milicianos del entonces estalinista PSUC, por un lado, y milicianos anarquistas de la CNT, FAI y trotskistas del POUM, del otro. Con la victoria de los primeros, el clima de persecución contra anarquistas y trotskistas que se impone, y que le afecta a él mismo, explica en gran parte su decisión de volver a Inglaterra. "Esto lo marcará para siempre. No se explican 1984 ni Rebelión en la granja sin la experiencia que tiene de la persecución de los compañeros anarquistas y del POUM en Catalunya. Por ejemplo, en Homenaje a Cataluña habla del pánico a las ratas y así es como se tortura en 1984". Sin embargo, "él se va diciendo que la experiencia le ha hecho creer más en la necesidad y el ideal del socialismo".

Novela distópica por excelencia, 1984 es un ejemplo claro de cómo la obra de Orwell ha resistido bien al paso del tiempo y sigue vigente siete décadas después. Para Jordi de Miguel ello responde a que "habla de cosas que existen desde el inicio de la historia y seguirán existiendo, como es la manipulación del poder".

A pesar de la importancia de Homenaje a Cataluña y el peso que tiene Barcelona en el libro, la realidad es que hoy la capital catalana "no le reconoce suficientemente a Orwell su paso por la ciudad ni la trascendencia que tuvo la obra. Hay gente que dice que ha sido por reticencias ideológicas y, de hecho, hasta muy tarde no se ha reconocido el valor de su obra porque era muy crítico con las posiciones comunistas más ligadas al estalinismo. Aún falta un reconocimiento más amplio de su figura". Con todo, existen iniciativas como el Día Orwell que se hace en Barcelona desde 2013 y que, en cierto modo, ayudan a paliar parcialmente el desconocimiento que hay sobre su figura.

El homenaje más redondo que se le ha hecho, sin embargo, fue fruto del azar. Y es que el primer espacio público de la ciudad en tener cámaras de videovigilancia las 24 horas del día fue, precisamente, la plaza George Orwell, en el barrio Gótico. La esencia del Gran Hermano adaptada a los nuevos tiempos. La adaptación al cómic de Homenaje a Cataluña ofrece la oportunidad de acercarse a la obra de un autor imprescindible, todavía hoy.