Público
Público

"No tengo tiempo para Hollywood"

Luis Tosar recibe el Premio Málaga Sur a toda su trayectoria profesional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Luis Tosar no tiene sus miras profesionales puestas en la meca del cine. Al polifacético gallego (canta, toca la guitarra, actúa, pertenece al dúo cómico The Magical Brothers y produce) le gusta trabajar en España y mientras le vayan saliendo proyectos no piensa lanzarse a la conquista de Hollywood como otros conocidos compañeros suyos. 'No tengo tiempo para pensar en ello', aseguró.

Tosar, que recibió ayer el Premio Málaga Sur a su trayectoria en el marco del Festival de Málaga de Cine Español, reconoció que, de momento, no ha habido ningún proyecto que le haya interesado en Hollywood y aseguró no tener 'un plan de vida planificado para vivir allí'. 'Tengo cosas que hacer aquí de momento', insistió.

El actor gallego concursa con 'Crebinsky', que también produce

El actor ganador de tres premios Goya por Los lunes al sol (2003), Te doy mis ojos (2004) y Celda 211 (2010) no para. Acaba de lanzar al mercado su primer trabajo discográfico al frente del grupo Di Elas, está preparando una obra de teatro en India y es coproductor y actor de Crebinsky, que concursa en la sección oficial del festival malagueño, que concluye hoy, tras darse a conocer su palmarés.

La cinta fue rodada nada más terminar Celda 211. En la película, un proyecto 'casi más personal que profesional, pues se rodó entre amigos', interpreta al comandante de un submarino americano que llega a una playa habitada por dos hermanos huérfanos que lo perdieron todo menos su vaca en unas inundaciones.

No va muy desencaminado su coproductor, Farruco Castroman, al referirse a esta cinta como 'el universo Crebinsky' o 'vaca-movie'. Los dos hermanos protagonistas, interpretados por Miguel de Lira y Sergio Zerraeta, viven encerrados en su propio mundo. La vaca Muchka es su única compañía, hasta que el animal desaparece. La incesante búsqueda de la vaca devuelve a los Crebinsky a sus raíces y les ayuda a encontrar respuestas. 'Ha sido un papel muy divertido y teatral', apostilló Tosar.

La cinta retrara a dos hermanos encerrados en su mundo

Su interpretación en Crebinsky no tiene nada que ver con el papel de Malamadre, que tanto reconocimiento ha reportado a su carrera. En este sentido, Tosar señaló que, aunque no teme encasillarse, los papeles de chico malo le gustan más porque 'son mucho más divertidos'. 'Lo que pasa es que en la carrera de un actor tiene que haber de todo, tiene que ser versátil', agregó.

Esta no es su primera experiencia como productor. Las películas Dieciocho comidas y Al final del camino son dos buenos ejemplos del interés del gallego por esta otra faceta cinematográfica. 'Cuando uno empieza en el mundo del cine, pone a parir sistemáticamente a todos los productores, pero luego pasa el tiempo y te vas dando cuenta de que es un ser vilipendiado por naturaleza, y que los elogios se los llevan el director o los actores', aseguró.

Crebinsky le interesa especialmente por todo lo que hay detrás: 'Es una de esas películas que si no se hacen entre varias productoras pequeñitas y con el esfuerzo personal de mucha gente, es muy difícil. Era un proyecto muy especial al que todos le teníamos mucho cariño'. Sobre las críticas al cine español, el actor gallego dijo que el público 'debería ir más al cine para tener una opinión, porque algunos critican y la última que han visto es Los bingueros [1979]'.

Luis Tosar se mostró muy agradecido con el reconocimiento otorgado por el Festival de Málaga a su carrera profesional, aunque manifestó que 'recibir un premio a la trayectoria da un poco de yuyu'. 'Si me dan un premio a la trayectoria, a partir de ahora a ver qué hacemos', declaró entre risas.