Estás leyendo: Pasarela egocéntrica

Público
Público

Pasarela egocéntrica

La plataforma de lanzamiento para jóvenes creadores de Madrid multiplica por dos sus contenidos y su duración

ISABEL REPISO

¿Qué cuecen los diseñadores españoles noveles? La pregunta tiene trampa porque faltan escasas horas para que arranque El Ego de pasarela Cibeles, la plataforma de lanzamiento para jóvenes creadores.
La de este año será la V edición y viene con novedades que apetecen. Durará un día más que en 2007, lo que se traducirá en ocho nuevos desfiles.

¿El balance desde que se celebrara la primera edición? “Fenomenal”, responde el comisario del evento, Andrés Aberasturi. “La idea es ir poco a poco. No soy partidario de crecer muy rápido sino de ir consolidado El Ego cada año con un avance”, explica.


Quizá de ahí, la participación de Jeat Lag y Nacho Vegas y Christina Rosenvinge, que tocarán en el Showroom del sábado, a las 19.00 y 20.00 horas, respectivamente. ¡Atención a todos los puestos de mando, la entrada es libre! Sus canciones cerrarán una edición que tiene como leitmotif la natación y los saltos de trampolín. “Es un tema precioso, un mundo que no tiene nada que ver con la moda y sin embargo, tiene sus propios ritos”, valora Aberasturi.

La pasarela de El Ego (en la sala de exposiciones de Arte Contemporáneo Alcalá 31) hará las veces de calle acuática para las colecciones de 16 diseñadores; ocho hoy y ocho mañana. De ellos, casi la mitad repiten en esta pasarela; léase María Escoté, Gemma Degara, Antiatoms, 36 grados, Ekaitz Arruti, Beachcouture y Krizia Robustella.  Por este escaparate ya han pasado en otras ediciones Natalia Culebras, Potipoti, Rubén Gómez, la madrileña Elisa Madina y Alberto Etxebarrieta, diseñador de Sinpatrón.


Producción y discurso
Pero ¿cómo se ‘recluta’ a los diseñadores? Parece una tarea complicada, visto que han sido más de 80 las solicitudes recibidas este año. “Tenemos muy en cuenta que la colección tenga un discurso propio y, cómo no, la calidad de la producción”, resume Aberasturi.


Uno de los que superaron la criba es La Casita de Wendy, que presentarán su línea Happy, “muy gráfica y colorista, inspirada en la naturaleza, el invierno, el folk y lo hippie”, aclara Inés Aguilar, diseñadora de la firma junto a Iván Martínez y Brianda Fitz-James Stuart.


Personajes surreales
A la hora de valorar esta plataforma, Inés piensa en positivo: “Madrid necesitaba hacer hueco a la gente joven, algo aparte de la pasarela Cibeles, que ya estaba muy consolidada”. Y el apoyo estatal ¿es suficiente? “Bueno, siempre puedes pedir más, porque la moda no tiene subvenciones como el cine o el arte, pero no nos podemos quejar”, alega.


Amai Rodríguez es otra de las creadoras que participará este año. Presentará 15 creaciones surrealistas y muy escenográficas. “Creo personajes”, recalca. La música de los gallegos Sin Sal será la única puesta en escena del desfile. Precisamente sus compañeras de promoción Alba Blanco y Menchu Mora tendrán la responsabilidad de abrir la jornada de hoy. Amai abandonó sus estudios de Bellas Artes por la moda y hoy no se arrepiente de nada. “Me preocupa cómo reaccionará el público”. Pasen, vean y reaccionen.