Público
Público

PHotoEspaña La odisea del retrato africano 

Dos muestras en el marco de PHotoEspaña abordan un modo de ver que huye del exotismo propio de la mirada occidental. Retrospectivas de figuras como Fosso o Casset reivindican otros acercamientos emancipadores y desprejuiciados.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Samuel Fosso. Emperor of Africa, SFEA 1949, 2013.- PHOTOESPAÑA

Dos exposiciones indagan en el marco de PHotoEspaña en la fotografía africana del siglo XX. Una mirada que huye del cliché impuesto por los modos de ver occidentales y que encuentra en la figura de Samuel Fosso (Kumba, Camerún 1962), recién galardonado Premio PHotoEspaña 2018, el punto de encuentro entre lo personal y lo colectivo con el autorretrato como vehículo expresivo.

La obra del camerunés que se exhibe dentro de la sección oficial de PHotoEspaña en la muestra Una odisea africanaen el Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa hasta 29 de julio— ahonda en cuestiones como el colonialismo, el género o aspectos históricos del continente africano. Fosso convierte su propia imagen en obra de arte y lo hace caracterizado como personaje histórico o arquetípico; un juego de identidades que englobó bajo el proyecto Emperor of Africa.

Samuel Fosso. Emperor of Africa, SFEA 1954, 2013.- PHOTOESPAÑA

Esta antología comisariada por Azu Nwagbog recorre cuatro décadas de carrera, cuarenta años de odisea desde que Fosso empezara pergeñar sus primeros autorretratos para enviárselos a su abuela, superviviente como él de la guerra. Se trata, tal y como tuvo a bien señalar el jurado de PHotoEspaña, "de uno de los máximos representantes de la fotografía africana actual" y con este premio se reconoce "su aproximación experimental a la fotografía y su personal uso del autorretrato como herramienta para denunciar los grandes problemas del continente africano".

Denuncia y mensaje de esperanza. La performance y el humor como mecanismo de supervivencia desde un continente eternamente maltratado. Esos son los ingredientes principales que convierten la obra de Fosso en una de las más importantes y sugerentes de su generación. 

Samuel Fosso. Emperor of Africa, SFEA 1954, 2013.- PHOTOESPAÑA

Una mirada propia

Era una cuestión de miradas. Unas —las del hombre blanco— andaban ávidas de exotismo, buscaban perpetuar la típica imaginería occidental; otras optaron por acercarse sin prejuicios, captar la esencia de un pueblo que se quería próspero y moderno. Esa es la mirada que se puede ver en El Senegal elegante de la primera mitad del siglo XX Anónimos de Saint-Louis y Mama Casset —en el Círculo de Bellas Artes hasta el 26 de agosto—, una exposición que recoge treinta imágenes tomadas en Saint-Louis du Sénégal, capital del Sudán francés, por un desconocido fotógrafo africano de esa ciudad.

'El Senegal elegante de la primera mitad del siglo XX'.- CÍRCULO DE BELLAS ARTES

A este fotógrafo le acompaña el autor que más influencia tendrá en toda África occidental: Mama Casset. Aunque pertenece a una generación anterior, su nombre es menos conocido por el público occidental que el de Seydou Keita. La razón es sencilla: su estudio se quemó en 1982, diez años antes de su muerte, y de su trabajo solo sobrevivieron algunas copias vintage y la fama de su renombre. La exposición presentará veinte de estas fotografías de época.

Rescoldos de una obra que se caracteriza por una escasa decoración, el uso de diagonales y la gran expresividad de los rostros. También por retratar a miembros insignes de la alta sociedad de su país a lo largo de 40 años, una carrera que el fuego y la ceguera incipiente terminaron por sellar. Murió en 1992, pocos meses después de disfrutar la que fue su primera exposición individual, en Dakar.

'El Senegal elegante de la primera mitad del siglo XX'.- CÍRCULO DE BELLAS ARTES