Público
Público

Reixa gana las elecciones de la SGAE

El candidato de Aunir tendrá que pactar para liderar la Junta directiva de la entidad   

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La lista de Autores por la refundación, encabezada por el músico gallego Antón Reixa , será la que tome las riendas de la nueva junta directiva de la SGAE, pese a que ninguna de las candidaturas presentadas ha obtenido mayoría. Según fuentes de la SGAE, la candidatura Autores por la Refundación (AUNIR) ha conseguido 14 de los 31 puestos que los autores tienen en la junta directiva, a los que deben sumarse los 8 que corresponden a los editores musicales.

La segunda candidatura en número de representantes ha sido la de José Miguel Fernández Sastrón, con 9, seguida de la de Autores Más que Nunca, con 6; Centrados, con un puesto, además de Miguel Ríos, que ocupará una plaza en la mesa directiva de la SGAE. Ahora los 39 miembros deberán ponerse de acuerdo para elegir a un presidente en la primera junta directiva que se celebrará el próximo 8 de mayo.

La lucha contra la opulencia que supuso el notable endeudamiento de la SGAE y la búsqueda de una mayor transparencia han sido las máximas de la candidatura de Reixa. Este músico, dramaturgo y productor gallego ha apostado por un programa estructurado en tres ejes: reconciliar a la institución con la sociedad, mejorar los derechos de autor en internet y reestructurar la deuda bancaria de la Red Arteria. Más de catorce horas ha durado el complejo escrutinio de los votos que los socios de la SGAE emitieron ayer para elegir a la nueva directiva que estará al frente de la entidad los próximos cuatro años.

Regenerar la SGAE

Bajo el epígrafe 'la SGAE vuelve a los socios', AUNIR ha difundido un comunicado en el que se enorgullecen de que 'los autores y las autoras hayan recuperado el presente y el futuro de la SGAE'. 'Desde el comienzo AUNIR se planteó como objetivo prioritario devolver SGAE a los socios, acabar con los poderes absolutos, las prebendas y el oscurantismo, defendiendo el carácter decisorio de la Junta Directiva y la participación de los sociosen las decisiones fundamentales', reza el  comunicado.

Tras la irrupción el verano pasado del escándalo de corrupción por la presunta desviación de fondos de la entidad (se calcula que unos 40 millones) a empresas controladas por José Luis Rodríguez Neri, empleado de la SGAE, la ya maltrecha popularidad de la entidad ha caído en picado. Entre los objetivos propuestos por Reixa al frente de AUNIR destaca la intención de establecer dentro de la Sociedad criterios de supervisión y control. 'Si no hay un cambio se perpetuará el pasado', apuntaba Reixa en una reciente entrevista con Publico.es.

'Revisaremos toda operación que implique transacciones de dinero, sistemas transparentes de concursos para la contratación de proveedores y, también, vamos a ser muy exigentes con el ministerio de Cultura para que ejerza realmente su función de organismo regulador y de tutela', añadía el músico gallego.