Público
Público

El restaurante italiano Osteria Francescana arrebata el número uno al Celler de Can Roca

El establecimiento del chef Massimo Bottura llevaba ocho años entre los cinco mejores del mundo

El restaurante Osteria Francescana, en Italia

Lara Malvesí/EFE

Nueva York.- El italiano Osteria Francescana, del chef Massimo Bottura, se convirtió este martes en el primer restaurante italiano en convertirse en el mejor del mundo tras desbancar al Celler de Can Roca, de Gerona (España) en la gala de los "50 best Restaurant".

La Osteria Francescana fue el número dos en la edición 2015 y llevaba ocho años entre los cinco primeros.

Su chef, atacado por la crítica por saltarse algunas barreras de la cocina tradicional de la mamma italiana, explicó a la prensa el largo viaje vivido hasta este premio en el que incluso pensó en cerrar su restaurante.

El título para el restaurante de Módena (Italia) hizo que los hermanos Roca no pudieran renovar el número uno conseguido en Londres en 2013 y 2015. Entre los cocineros de Gerona y el italiano se vio gran complicidad que les llevó incluso a abrazarse al conocerse el ganador.

Visiblemente emocionado, el chef italiano dedicó a su familia, a su mujer, Lara, y a su equipo, el galardón. Bottura señaló que "la receta del éxito pasa por el trabajo duro", y dijo que los cocineros "no son estrellas del rock" y, con una bandera italiana sobre sus hombros explicó que "el mejor ingrediente para el futuro es la cultura. La cultura trae conocimiento y abre conciencias", añadió.

El chef mostró también su faceta solidaria y animó al resto de restaurantes a unirse a su proyecto para abrir un local en Río de Janeiro que ayude, desde este verano, a paliar la hambruna en las favelas.

Tras la Osteria y el Celler se situó Eleven Madison Avenue, de Nueva York, y, en cuarto lugar, el peruano Central. Relegado quedó el Noma de Copenhagen, que tras años en los primeros tres puestos se tuvo que conformar con el puesto número cinco.

Más allá de El Celler de Can Roca, el restaurante Tickets, de Barcelona, de Albert Adrià fue el que consiguió escalar más puestos de la lista (13), pasando del 42 al 29. También subieron (del 19 al 16) Azurmendi y el Asador Extebarri, que quedó en la décima posición. Cayeron algunos puestos el valenciano Quique Dacosta, en el 49, Arzak (21), y Mugaritz (7).

El galardón para la mujer chef fue para Dominique Crenn, del restaurante Atelier, en San Francisco, especializada en cocina vegetariana. La cocinera estadounidense tuvo unas palabras para la masacre de Orlando y llamó a la tolerancia: "Lo que queremos al cocinar es unir a la gente, sentarnos en torno a una mesa", señaló al recoger el galardón.

En cuanto a repostería, el galardón fue para el alsaciano (Francia) Pierre Hermé, conocido por preparar los mejores "macarons veloutés" del mundo. Es la primera que no gana un repostero español en tres años pues en 2014 ganó Jordi Roca y en 2015 Albert Adrià.

Los hermanos Roca, Joan, Josep y Jordi. EUROPA PRESS

Por su parte, Joan Roca, consiguió el galardón al mejor chef elegido entre sus compañeros, un premio que dio un toque dulce a la derrota. El cocinero restó importancia a la pérdida del primer puesto y dijo no sentir "decepción" y tomarse "con deportividad y buen humor" pasar a ser el número dos.

Del panorama latinoamericano destacó en el número 4 el peruano Central, en Lima, que repite posición. También quedaron entre los 15 primeros del ránking el brasileño D.O.M. (11) y el mexicano Quintonil (12).

El ránking de los 100 mejores restaurantes se elabora a partir de los votos de unas 1.000 personas "del sector" elegidas por la revista Restaurant. La publicación ha dividido el mundo en 27 regiones y en cada una de ellas ha seleccionado a 36 personas, cada una de las cuales puede emitir siete votos, de los cuales tres tienen que ser usados para nominar a restaurantes fuera de su región.

El próximo año la gala de los "50 best" tendrá lugar en Melbourne, Australia.