Público
Público

Salvoconducto para explorar los confines de Europa vía raíles

El Interrail se renueva con el nuevo billete 'global pass' y la supresión de Marruecos en la oferta de destino

ISABEL REPISO

Libertad. Es el concepto que vende el Interrail con el slogan free to explore Europe. No obstante, la libertad ya no es la misma desde que el pasado 1 de abril se introdujo una nueva modalidad de billete.

Primer cambio: ya no hay zonas. El viajero puede visitar los 30 países que abarca el servicio con un único billete, llamado global pass. Eso sí, ha de hacerlo en un tiempo máximo de un mes.

Este tipo de pasaje tiene diversas tarifas, en función de la edad y prestaciones del tren. Hasta 26 años cuesta 399 euros, a partir de esa edad, 599 euros y 809 en el caso de que se viaje en primera clase. Pero también se emiten global pass para períodos más breves, como veintidós, diez y cinco días.

Para aquellos que prefieran  las experiencias micro frente a las macro, Interrail ofrece el one country pass, con el que podrán visitar un país en viajes desde tres hasta ocho días o incluso un mes. Las tarifas varían según el destino pero en general oscilan entre 70 euros (tres días en segunda clase para menores de 26 años) y 140 euros, en el caso de ocho días.

Marruecos se queda fuera 

Segundo cambio: Marruecos, que anteriormente formaba parte de la red Interrail, queda excluido desde el pasado mes de abril. Con lo que la lista de países fronterizos del Interrail se reduce a Turquía, Bulgaria, Rumanía, Hungría, Eslovaquia, Polonia y Finlandia. Albania no forma parte de la red, pero sí Croacia, Bosnia y Montenegro.

El Interrail se puede solicitar a través de Internet, facilitando el número de pasaporte del viajero en cuestión. El usuario debe tener en cuenta que los trenes Eurostar no están incluidos en el billete, aunque se pueden obtener descuentos para viajar en ellos. Sin embargo, el global pass sí comprende dos ferries (Superfast y Bluestar) que conectan Italia y Grecia.