Público
Público

El sector editorial aplaude el rechazo al Acuerdo Google

Un juez rechaza el pacto entre los editores y la empresa, que anuncia que recurrirá la sentencia

PAULA CORROTO

El sector editorial español recibió este miércoles con alegría el rechazo de un juez de Nueva York al acuerdo alcanzado entre Google y los editores y escritores norteamericanos en 2008. En este pacto figuraba que la empresa de tecnologías indemnizaría a los autores y editores con 60 dólares por cada obra digitalizada sin permiso desde las bibliotecas, pero a cambio podría explotarlas en la red a través de Google Books. Sin embargo, el juez Denny Chin señaló que este convenio no es "ni justo, ni adecuado, ni razonable", ya que "permitiría a Google una ventaja significativa sobre sus competidores", Amazon y Microsoft. Este miércoles estas empresas no efectuaron ningún comentario, a pesar de ser una resolución favorable para ellos.

"Me parece muy bien la sentencia del juez, ya que protege más al autor. Lo que tiene que hacer Google es adaptarse a lo que se está haciendo en Europa. Es decir, llegar a un acuerdo para que cada país podamos otorgar licencias para la digitalización de los libros de las bibliotecas", señaló a Público Magdalena Vinient, directora del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO).

Para el director ejecutivo de la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE), Antonio María Ávila, el dictamen del juez también es una buena noticia. "Es un acuerdo que ha ensuciado el mundo digital. Además, no creo que tengan que indemnizar a nadie, puesto que tienen capacidad para pedir permiso a la hora de digitalizar los libros", afirmó.

Por supuesto, para Google la sentencia sí significó un jarro de agua, ya que pone en entredicho su proyecto Google Books. A través de un comunicado, la empresa calificó este miércoles como "claramente decepcionante" el dictamen judicial. "Vamos a recurrir la sentencia. Como muchos otros, creemos que este Acuerdo permite el acceso a millones de libros que actualmente son difíciles de encontrar en EEUU. A pesar de esta resolución, nosotros seguiremos trabajando para hacer más accesibles los libros de forma online a través de Google Books y Google eBooks", abundó en la nota.

La pregunta ahora es qué sucederá con los 12 millones de libros que la empresa afirma haber ya digitalizado. "Ellos tienen muchos medios para poder retirarlos. También se pueden comprometer al no uso de esos libros", manifestó Ávila. Desde luego, la batalla todavía no tiene los créditos finales.