Público
Público

El Sónar bate su propia marca

El festival barcelonés ha reunido a 98.000 personas en tres días de conciertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Festival Internacional de Música Avanzada Sónar 2012 ha batido su propio récord histórico y ha reunido a 98.000 personas a lo largo de tres días de conciertos en Barcelona, han informado hoy los directores del certamen que se clausura esta noche.

El Festival ha atraído a 33.500 personas al Sónar de Día, que se celebra en el CCCB situado en el centro de Barcelona, y 64.500 al Sónar de noche, que tiene lugar en Fira Gran Vía 2.

El codirector del Festival, Enric Palau, ha argumentado este éxito de público en la promoción que los organizadores han hecho fuera de España a través de las ediciones del festival en ciudades como Tokio y Sao Paulo.

La crisis económica no ha hecho mella en el festival, que ha incrementado la asistencia de público en 18.500 personas respecto al año pasado. Este dato es especialmente relevante si tenemos en cuenta que el público del Sónar había ido descendiendo desde 2002, año que reunió a 91.000 espectadores. El 60% del público de la presente edición procede extranjeros, lo que supone un incremento del ocho por ciento respecto al año anterior.

La causa es 'el aumento de personas procedentes de EEUU, Rusia y los países del Este y la llegada de espectadores procedentes de China y Singapur', según el codirector Ricard Robles. No obstante, la mayor parte de los asistentes extranjeros siguen siendo ingleses, franceses, alemanes e italianos, y una cuarta parte procede de Barcelona y su área metropolitana.

'A pesar de todas las noticias terribles que leemos en los periódicos cada día, la gente tiene ganas de divertirse y el Sónar es un festival de música de baile y de celebración', ha señalado el codirector del festival Sergio Caballero.'La calidad de la selección también ha influido', ha añadido Robles, que está convencido de que 'a la gente que le gusta la música quiere disfrutarla en comunidad y en directo, no le basta con escucharla en casa'. El Festival Internacional de Música Avanzada y Arte Multimedia, Sónar 2012, ha apostado este año 'por la celebración de la música de baile en todas sus vertientes', según el también codirector Enric Palau.

En este sentido, Palau ha destacado la presencia de unos clásicos de la música electrónica de baile como New Order, que inauguraron el festival el pasado jueves y esta noche vuelven a la carga en Fira Gran Vía 2.
En este sentido también cabe mencionar a Fatboy Slim, que anoche consiguió hacer bailar hasta la extenuación a las 10.000 personas que llenaron el escenario de SonarPub.

A pesar de que un problema técnico cortó el sonido cuando el público ya estaba en pleno éxtasis, el británico Norman Cook consiguió volver a hacer subir la temperatura con su mezcla de sonidos funk, soul, hip hop y breakbeat. Las rítmicas imágenes de las pantallas del escenario favorecieron la conexión de los presentes con este dj y compositor, ya que la forma rectangular del SonarPub hace que buena parte del público esté muy lejos del escenario.

El problema técnico que sufrió Fatboy Slim ha sido uno de los pocos incidentes de este tipo del festival que, a pesar de la complejidad su organización, ha funcionado como un reloj.

Durante el día de hoy el escenario SónarHall ha ofrecido dos de las apuestas más interesantes del día: la fructífera relación artística de Cornelius con la japonesa Salyu y las descargas de distorsión del japonés Atsuhiro Ito.

Los platos fuerte de esta noche son The Roots, considerada la mejora banda de hip hop del mundo, y New Order, que actuaron el jueves para una audiencia formado por invitados y acreditados y hoy lo hará para el público de pago.