Público
Público
EMERGENCIA DEL CORONAVIRUS

Subversiones, viajes en el tiempo, cortos de terror y otras propuestas para hacer frente al aislamiento

En 'Público' le ofrecemos una serie de propuestas culturales para que haga más llevadera su estancia en casa.

'Ajoblanco
Portada del número 23 de 'Ajoblanco', junio de 1977.

Agenda del confinamiento. Día 20. Llegado este punto, la realidad se torna difusa. Vivimos instalados en lo insólito. El catedrático de filosofía política Daniel Innerarity irrumpe en Sálvame y departe con Jorge Javier Vázquez sobre los posibles escenarios poscovid. Ficción y no ficción se alternan. Le hacemos una tirolina a la Virgen y celebramos la procesión de Nuestra Señora del Callejón sin salida. Nada parece real. 

Pues bien, no será esta la agenda que le despierte de ese sueño confinado que todos, en mayor o menor medida, venimos arrastrando. Al contrario, nuestra intención con estas humildes propuestas culturales es que siga usted vacilante, sin rumbo fijo ni certezas, a caballo entre la realidad y lo que no lo es, único modo de sobrellevar un presente tan extravagante. 

>Ajoblanco, ese libertario objeto de museo, ha tenido a bien poner en abierto los ejemplares correspondientes a su primera etapa; los que van de octubre de 1974 hasta mayo de 1980. El objetivo no es otro que brindar tanto a la muchachada de entonces (ya talludita) como a la de ahora (siempre anhelante de perversiones old school) un poco de aquella mandanga subversiva en tiempos confinados. Un tratado contracultural que progresivamente se fue quitando el prefijo, cuyas chanzas, transgresiones y zafiedades pueden hacerle la tarde.

>Viajes en el tiempo. La Biblioteca Nacional de España pone a disposición del tedio estatal sus miles de vistas de ciudades, planos, fotografías, guías y demás vainas de carácter cartográfico. Diga una localidad, pueblo o páramo y la BNE seleccionará entre sus fondos algún documento remoto del villorrio en cuestión pero a siglos de distancia. #LaBNEcontigo es el hashtag y por aquí algunas de la peticiones que ya han ido llegando.

La localidad holandesa de Groninga en el siglo XVI.- BNE

>Cortos de terror. Cualquier momento es bueno para pasar un mal rato. El Festival de Cine Fantástico de Sitges publicará una serie de cortometrajes "para una cuarentena más corta", explican sus organizadores. Dejando a un lado el fatídico juego de palabras, lo cierto es que esta campaña, bautizada como Sitges Countdown, brindará a los fans la posibilidad de visionar un corto de género, firmado por directores que han participado en el festival y que, a modo de cuenta atrás, servirá de preámbulo hasta su celebración, que se prevé del 8 al 18 de octubre.

>Círculo de lectores confinados. Librerío de la Plata es una pequeña librería de Sabadell que comparte cada día con sus lectores a través de su web un cuento, dejando abierta la posibilidad de que cada cual comente por escrito sus impresiones. "A quedarse en casa, cuidarnos mucho y leer, tejiendo esta gran red", animan los organizadores. Pequeños relatos de autores y autoras como Mercedes Halfon, Ali Smith, Angela Carter o Eduardo Berti ya han desfilado por esta campaña que fomenta la lectura y da a conocer el fecundo panorama literario latinoamericano.

>Festival de electrónica. Por último le proponemos la posibilidad de que se entregue usted al disloque de la mano de un festival online de música electrónica. Hasta el próximo sábado, el O son da casa ofrecerá vía Instagram sesiones con los mejores DJs de nuestro país. Una oportunidad única para sacar a paseo la botellita de agua al son de la mejor electrónica patria y desfasar a gusto intramuros.

Ver esta publicación en Instagram

💥Horarios del Viernes💥

Una publicación compartida de O Son da Casa 🏘 (@osondacasafest) el