Estás leyendo: Super Mario sobre ruedas

Público
Público

Super Mario sobre ruedas

El juego de carreras más loco de Nintendo llega a la Wii con novedades técnicas (¡y un volante!) pero también con la misma magia del original 

VÍCTOR SÁNCHEZ

Mario es un tipo inquieto, con muchas aficiones. Le gusta el tenis, el golf, el fútbol, las peleas entre amigos (y si son plataformeras, mejor)... También es bailarín, dibuja, pasa consultas como médico, viaja en el tiempo, ha conseguido gran número de medallas de oro olímpicas y es todo un experto en béisbol. Pero, cuando no está salvando a la princesa Peach de las garras del último secuestrador que ha pasado por el Reino del Champiñón, hay una cosa que le gusta más que nada. Incluso más que espachurrar tortugas o setas, sus vicios más privados. Lo que realmente le pone es hacer carreras en kart. Y es que, todo vale con tal de no volver a ejercer sus profesión de fontanero.

Este año ha decidido volver al mundo de los carreras, y lo ha hecho con un número de mejoras bastante superior a lo que venía ofreciendo la serie en sus últimas entregas.

Para empezar, tenemos el control más divertido y sencillo de la historia del juego. Con Mario Kart Wii se entrega un volante Wii Wheel, vamos, un cacho de plástico en el que podremos incrustar el Wiimando para crear una especie de volante. La jugabilidad con él es de lo más obvia, claro está.Por otro lado, otra novedad exclusiva de Wii es la inclusión de los Mii como personajes jugables. Suponemos que a alguien le fascinará esta opción y le parecerá el colmo del avance técnico. Lamentamos mucho su estado y le deseamos una pronta mejora.

Por último, además de tener alrededor de 30 circuitos diferentes, de incluir personajes nuevos y ítems nunca vistos con los que atacar a tus rivales (como la seta que te hace gigante que vimos en New Super Mario Bros) también se ha mejora el aspecto on line del juego. En este sentido se ha utilizado la experiencia de Nintendo DS y se ha mejorado
drásticamente. A partir de ahora podrás jugar con hasta 12 personas de todo el mundo mediante el servicio Wi-Fi Connection. Con ellos, además, podrás mantener algo parecido a un Chat y, si se precia, una bonita amistad. Eso ya depende de cada uno.

El futuro es on line

Por supuesto, no alcanza el nivel on line de sus competidoras más directas. Los chicos de Nintendo siguen poniéndose zancadillas a sí mismos en este aspecto. Pero, si miras muy de cerca, si te fijas bien, si conoces lo cerrada que ha sido siempre la compañía en este aspecto... Si sabes todo eso puede ser que te des cuenta de una cosa muy importante: se han dado cuenta de que el juego on line va de mano del futuro. Incluso más que la alta definición de la que tampoco disponen.

Después de todo ello, llega la hora de las preguntas: ¿Es lo mismo de siempre? ¿Es mejor que el de la anterior consola de Nintendo, la Gamecube? A lo primero respondemos que sí. Y a lo segundo: ¡Oh, sí!

Wii vuelve a vestir de plástico esta temporada. Y, curiosamente, en esta ocasión, las curvas y la forma redonda le sienta mejor que nunca. Eso sí, que nadie se lleve las manos a la cabeza recordando lo cutre que han resultado ser ofertas parecidas de otros juegos para Wii. Ahora vuelve al volante, bautizado como Wii Wheel. Y, de verdad, le sienta muy bien. Mucho mejor que los modelos GT Racing y Monster 4x4 de la colección UbiSoft. Algo que demuestra, una vez más, que en esto de corte y confección, a Nintendo se le da siempre mejor.

Hemos podido comprobar con satisfacción cómo ofrece mayor jugabilidad que cuando se vistió con una raqueta o un palo de golf. También le vemos más seguro y fiable que en aquel momento en el que se puso una pistola: eso sí que era un buen traje, 100% plástico que, lamentablemente, no daba en la diana ni queriendo. Nintendo ha sabido esta vez aprovechar el potencial de su consola y de esta saga (una de las más populares del fontanero; vuelve a locos a público y crítica). Wii Whell está a la venta con juego... o sin él.