Público
Público

Teddy Bautista agacha la cabeza

El director de la SGAE anuncia cambios para lavar su imagen

JESÚS MIGUEL MARCOS

El director de SGAE, Eduardo Teddy Bautista, pronunció ayer un decálogo de intenciones para los próximos tres años con el objetivo de lavar la imagen de la sociedad, justo en el momento en que el Gobierno está estudiando una reforma a fondo de las entidades de gestión de derechos de autor. "Si tenemos que salir a una plaza pública, como en los tiempos de la Inquisición, a plantear una reconvención general, no habrá ningún inconveniente en hacerlo. Estamos en un claro proceso de cambios", dijo el director de la SGAE ayer, durante el transcurso de un acto organizado por el Foro Nueva Economía en el hotel Ritz.

Bautista prometió "intensificar la transparencia de nuestro sistema de reparto, crear la figura del defensor del cliente para que los empresarios que utilicen nuestro repertorio puedan presentar sus quejas y adaptarnos al nuevo marco legislativo tras la sentencia del año pasado". Se refería al canon digital, el sistema de remuneración compensatoria por copia privada que tendrá que modificarse después de que el Tribunal de Luxemburgo dictaminara que no se puede recaudar entre empresas y administraciones públicas.

Bautista prometió intensificar la transparencia de su sistema de reparto

Bautista criticó hace un año un informe de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) que denunciaba las prácticas monopolísticas de la SGAE. Sin embargo, ayer se comprometió a seguir sus recomendaciones: "Estableceremos un código de buenas prácticas, en línea con las principales recomendaciones de la CNC, en lo que se refiere a las relaciones con empresarios que usan nuestro repertorio: mayor información de nuestro repertorio, publicación íntegra de los convenios sectoriales y extensión de los beneficios de los acuerdos con asociaciones empresariales a todos los empresarios".

También se comprometió a "no realizar acción alguna de carácter penal contra usuarios individuales y personas físicas en el ámbito digital. Únicamente se actuará contra estructuras empresariales organizadas y donde el nivel de infracción resulte masivo". En cualquier caso, ninguna acción judicial relativa a derechos de autor en internet contra usuarios individuales ha logrado sus frutos en España.

El Gobierno estudia una reforma de las entidades de gestión

Sin embargo, cuando le tocó hablar de internet, Bautista no se movió un ápice de su posición habitual e incluso fue más lejos. "Internet no es un invento: internet es un negocio, el negocio más grande de la historia de la humanidad", exclamó. Sobre la llamada ley Sinde, dijo que "España necesita esta ley".

Calificó la situación actual de la red como una "quiebra del Estado de derecho" e intentó sembrar la alarma con estas cifras: "En Inglaterra en 2010, iTunes ha generado un negocio de 250 millones de libras, mientras que en España ha sido de 10 millones de euros, 30 veces menos". No precisó que la población de Reino Unido supera en 15 millones a la española y que su industria musical es históricamente mucho más potente.

Tras pronunciar un discurso meramente económico, se le preguntó si el hecho de que 600 autores de los 90.000 que tiene la SGAE acaparen el 75% de la recaudación era síntoma de un buen ecosistema cultural. "Son cifras engañosas. La SGAE reparte a cada cual lo suyo, no es un sindicato igualitario".