Público
Público

16 federaciones y el COE denuncian los "daños causados" por Cardenal al deporte español

'Público' accede en exclusiva al manifiesto en el que se acusa al presidente del CSD de "continuas y graves injerencias" y reclama al ministro Wert que "adopte las medidas precisas para resolver los graves problemas que acucian al deporte".

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5

Será complicado ver repetida esta estampa, con Villar, Blanco y Cardenal juntos.

El pasado 11 de febrero se congregaron en torno a la misma mesa y mantel de un restaurante de moda de Madrid varios presidentes de federaciones nacionales y el del Comité Olímpico Español. Su intención, aparte de pasar una agradable velada nocturna, fue la de consensuar un manifiesto contra Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes. 

Desde que Cardenal asumió el cargo, en plena crisis económica, se propuso por todos los medios modificar tanto la estructura del CSD como sus relaciones con el resto de organismos que componen el entramado del deporte en España. Para ello, también comenzó a ejercer un férreo control tanto económico como disciplinario que, según varias federaciones, entraña una intromisión inaceptable en la vida privada de estos organismos privados. 

Por eso, a medida que ha ido avanzando el tiempo se ha conformado un bloque federativo enfrentado con Cardenal. Ese bloque está liderado por el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, y por el presidente del COE, Alejandro Blanco.

Entre ambos y Cardenal las relaciones se encuentran completamente rotas. Con el primero, a raíz de las distintas auditorias ordenadas por el CSD y por el 1% de subvención proveniente de las quinielas. Y tampoco ha ayudado su distinto punto de vista con respecto a cómo atajar la violencia en los estadios de fútbol.

16 presidentes de federaciones y el COE consensuaron durante una cena un manifiesto contra Cardenal al que ha tenido acceso 'Público.es'

Las tensiones con el segundo se remontan ya a sus desencuentros con respecto a la candidatura de Madrid 2020 y ahora se han visto aumentadas al considerar Blanco que "nunca hubo un mayor intervencionismo en el deporte español" como en esta época.

Todo ello ha germinado y su fruto es un manifiesto que ha estado guardado en un cajón casi un mes y que la semana que viene verá finalmente la luz. Público.es ha tenido acceso en exclusiva al documento y en él se solicita directamente al ministro José Ignacio Wert que tome cartas en el asunto y "adopte las medidas precisas" para resolver cuanto antes "los graves problemas que acucian hoy al deporte español".

"Graves y continuas injerencias" del CSD

El texto, de cinco puntos y respaldado por 16 federaciones nacionales y el COE, deja patente el "más profundo malestar e inquietud por las continuas y graves injerencias de su Ministerio (el de Educación, Cultura y Deporte) a través de las actuaciones del Consejo Superior de Deportes, que vienen causando un daño irreparable en el desarrollo diario de las distintas federaciones deportivas nacionales".

El manifiesto denuncia "la situación insostenible a la que se nos ha abocado y que impide el normal funcionamiento del deporte español, con riesgo de que los daños causados hasta la fecha puedan seguir aumentando hasta límites irreversibles"

Por lo cual, se considera por parte de los firmantes que es su obligación "denunciar ante su Ministerio la situación insostenible a la que se nos ha abocado y que impide el normal funcionamiento del deporte español, con riesgo de que los daños causados hasta la fecha puedan seguir aumentando hasta límites irreversibles".

También dan su apoyo de modo irrenunciable a "la decisión del Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Español, en coherencia con la Declaración de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, y con la Carta Olímpica del Comité Olímpico Internacional, que proclama y garantiza la autonomía del deporte".

Por último, se insiste que la única pretensión por parte de los firmantes es la de "alcanzar las soluciones más adecuadas para todos los ciudadanos, verdaderas víctimas de la situación generada", por lo que muestran su colaboración al ministro Wert, si así fuera oportuno, "con la aportación de todas nuestras ideas y propuestas, con objeto de contribuir al beneficio de todos los deportistas, auténticos destinatarios de nuestro trabajo cada día".

Con este manifiesto, pretenden hacer público un enfrentamiento que hasta ahora se había intentado resolver de puertas para adentro. Y, según fuentes consultadas, si este manifiesto no surtiera el efecto deseado en un plazo moderado de tiempo, se plantearían nuevas acciones, entre las que no se descarta la elaboración de un nuevo texto más rotundo que se elevaría ya a instancias superiores. La guerra, por tanto, en el deporte español sigue abierta y no tiene visos de apaciguar.