Público
Público

Alemania contra su pasado

Los teutones nunca han ganado ni eliminado a Italia en su historia. La sorpresa 'azzurra' es el último obstáculo germano antes de la final

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todo equipo tiene sus fantasmas que les persiguen año tras año, década tras década, partido tras partido. Los tiene y los tenía España con Italia, los cuartos o Francia hasta hace bien poco. Y hasta la todopoderosa Alemania.

Ahí están los teutones con sus tres mundiales y otras tantas eurocopas y dando lecciones de fútbol a diestro y siniestro, pero ellos también tienen un enemigo que no logran quitarse de encima: Italia.

Nunca jamás ha ganado ni eliminado la Mannschaft a la azzurra en un gran torneo. Ni el mítico Torpedo Müller pudo en las semifinales del Mundial de México de 1970. Entonces, ambos equipos dieron unas de las mayores exhibiciones futbolísticas que se recuerdan, en un encuentro que acabó con 4-3 para los italianos, con el famoso gol de Rivera en la prórroga. 

Hoy tienen una nueva oportunidad en el Estadio Nacional de Varsovia, en su tercera semifinal consecutiva de un gran torneo entre Eurocopa y Mundial.

Los germanos son los favoritos números uno para ganar el torneo junto a España y lo han demostrado desde el día uno de competición. Han ido arrasando a su rival mientras su maquinaria se ponía a punto poco a poco. En el partido de cuartos contra Grecia (4-2) demostraron que ya está totalmente engrasada y justo a tiempo.

Pero además, el seleccionador alemán, Joachim Löw, ha demostrado que puede tener tanto banquillo como La Roja si quiere. Lo hizo en el cruce contra los helenos, cuando se permitió el lujo de prescindir de toda su delantera -Gómez, Müller y Podolski- para dar entrada a Klose, Schürrle y Reus.

Löw medita si seguir con la delantera que arrasó a Grecia o volver a la original

La duda es si lo volverá hacer hoy. La presencia de Mario Gómez en el 'once' titular se da por hecha. El killer del Bayern de Munich, de origen español, es toda una garantía ofensiva y es el máximo goleador del torneo junto con Ronaldo. Las otras dos sorpresas en el partido contra Grecia causaron una gran sensación y sólo Löw dirá en el último momento si vuelve a apostar por ellos o devuele la titularidad a Podolski y Müller.

Sin embargo, el verdadero quebradero de cabeza de Löw es Schweinsteiger. El mediocentro, que debería ser el corazón y el pulmón de los teutones, está jugando por debajo de su nivel, aunque, de momento, no lo note su selección. El jugador del Bayern de Munich arrastra unas molestias en el tobillo y además se recuperó a final de temporada de una lesión, pero Alemania podrá contar hoy con su presencia.

'Debemos tratar de imponer nuestro ritmo de juego y creo que seremos capaces de hacerlo. Hace seis años Alemania era un equipo bastante joven y tal vez no tenía la madurez suficiente para hacer frente a un partido así. Incluso Italia ha cambiado desde entonces, no sólo defiende. También trata hacer su juego. Han cambiado su cultura futbolística y están haciendo buen fútbol', dijo ayer el técnico alemán.

En efecto, enfrente tendrán a una Italia que, para bien o para mal, no es la misma de los últimos años, sino la grata sorpresa del torneo. El seleccionador italiano, Cesare Prandelli la ha dotado de una mentalidad más ofensiva y se ha olvidado del famoso catenaccio, luchando por la posesión de balón y dominando el partido.

Prandelli ha dotado a Italia de una mentalidad más ofensiva y se ha olvidado del famoso catenaccio

En el partido de cuartos ante la dececpionante Inglaterra, jugó al fútbol como hacía mucho que no lo había hecho, con el veterano Pirlo como alma y termómetro del equipo, el Xavi de la azzurra. Dota a los suyos de la salida de balón y el control necesarios. Pero arriba les falta más mordiente. Doce disparos a puerta, algunos de ellos francos, y ningún gol ante los pross lo dejan claro.

Italia, que llega con dos días menos de descanso al trascendental choque, tiene para hoy las dudas de De Rossi, Chiellini y Abate. Quien más difícil parece que lo tiene de todos es el último, que apura las horas con el fisioterapeuta italiano para poder llegar.

El jugador de la Roma tiene una ciática en su pierna izquierda que en principio no le va a impedir jugar y Chiellini ya parece recuperado de sus problemas que le dejaron fuera del choque contra Inglaterra.

Nadie se quiere perder el partidazo de esta noche en Varsovia, uno de los choques más clásicos del fútbol entre dos selecciones históricas. Una lucha contra su pasado histórico y otra por cambiar su historia más reciente.

Alemania: Neuer; Boateng, Hummels, Badstuber, Lahm; Khedira, Schweinsteiger; Muller, Özil, Podolski y Klose o Mario Gomez.

Italia: Buffon; Abate, Bonucci, Chiellini, Balzaretti; De Rossi o Motta, Pirlo, Marchisio; Montolivo; Balotelli y Cassano.

Árbitro: Stéphane Lannoy (FRA).

Estadio: Nacional de Varsovia.