Estás leyendo: Alonso sufrió un desmayo

Público
Público

Alonso sufrió un desmayo

El español acabó deshidratado al no poder beber en carrera

 

AGENCIAS

'Cuando estaba en la zona de entrevistas me empecé a marear un poquito y cuando acabé de hablar con las teles ya no me acordaba de nada. Lo que sé es que después me encontraba en el box, sentado con un ventilador en la cara. O sea que tuve una bajada de tensión', relató Fernando Alonso finalizada la carrera de Bahrein.

El percance tuvo su origen en el fallo de la bomba del agua para beber que tiene en el monoplaza. El mecanismo se estropeó y no pudo hidratarse. El piloto español perdió cerca de tres kilos como consecuencia del sudor y por el intenso calor, que elevó el termómetro hasta los 40 grados centígrados en el desierto donde se ubica el circuito de Sakhir.

Alonso se recuperó sin problemas de un percance que ya había sufrido dos veces antes, en 2003 y 2005, ambas durante el G. P. de Malasia.

En cuanto al resultado deportivo de Bahrein, el asturiano se mostró entre contento y resignado: 'Esta ha sido, quizá, la mejor carrera que he hecho en los dos últimos años. He corrido en vueltas de clasificación, moviéndome en una décima o dos. El coche, muy constante, me lo ha permitido hacer. No es suficiente un punto para el campeonato, pero esto es lo que hay'.

'No podemos pedir peras al olmo, ni milagros. Hay que esperar a mejorar y hacerlo lo mejor posible la próxima vez. Si hemos hecho octavos es que hay siete coche más rápidos que nosotros ahora. El coche no ha ido mal y no hemos tenido grandes problemas. Sólo la salida fue bastante mala, porque perdí algunas posiciones', reconoció.

Y finalizó con un guiño optimista: 'Queda mucho, pero ha habido años, como en el 2006, en que sacaba treinta puntos a Schumacher a mitad de temporada y llegamos al final casi empatados a puntos. Esto dependerá de cómo vaya la evolución de los coches'.

Parecida opinión tiene uno de sus grandes rivales, Lewis Hamilton: 'Ahora es imposible seguir a los Red Bull, Toyota y Brawn, pero haber sido cuarto y sumar puntos es otro paso alentador para el equipo. Debemos mantener el reto de ser competitivos, seguir trabajando en el coche y estar entre los diez primeros'.