Público
Público

Dos años de prisión para el expresidente del Valencia Juan Soler por intentar secuestrar a Vicente Soriano

La Audiencia Provincial de València también ha impuesto a Soler y a los otros dos condenados la obligación de indemnizar conjuntamente al también expresidente valencianista con 3.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

Juan Bautista Soler ha sido condenado a dos años de cárcel. /EFE

EFE

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a tres personas, entre ellas el expresidente del Valencia CF Juan Bautista Soler, a dos años de prisión por diseñar un plan entre 2013 y 2014 para secuestrar y robar al también expresidente del club Vicente Soriano.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el tribunal considera a todos ellos responsables de un delito de conspiración para el secuestro y de un delito de conspiración para perpetrar un robo con violencia en casa habitada.

La sala ha impuesto al expresidente del Valencia CF condenado y a otros dos acusados dos años de cárcel, uno por cada uno de los delitos, tras apreciar en su caso la concurrencia de la atenuante de dilaciones indebidas. También establece para estos tres condenados la obligación de indemnizar conjuntamente a la víctima con 3.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

En esta causa se enjuició a un cuarto procesado, que ha sido condenado a un año y un mes de prisión -ocho meses por el primer delito y cinco por el segundo- tras la aplicación de la atenuante de confesión, pues reveló la existencia del plan a la Policía.

Recurso ante el Supremo

La sentencia, que puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, cuenta con el voto particular de uno de los tres magistrados, quien considera que todos los acusados deberían haber sido absueltos de todos los delitos.

Soler y Soriano mantenían desde hacía algunos años un contencioso por la venta de acciones del club por parte del primero al segundo, que llegó hasta el Tribunal Supremo.

En septiembre de 2008, Soriano compró las acciones de Soler en el Valencia CF por cerca de 85 millones de euros con la idea de venderlas, junto a las suyas propias y a las de otros accionistas, a Inversiones Dalport, pero esta mercantil se retiró de la operación tras la ampliación de capital del club.

Dos sentencias del Tribunal Supremo, la última de febrero de 2013, obligaban a Soriano y a Dalport a pagar a Soler 20 y 39 millones de euros por dos de los cuatro pagarés con los que debía hacer frente a la compra.

Tanto Soler como los otros tres procesados fueron acusados de planear el secuestro de Soriano a la salida de una cafetería de la calle Isabel la Católica de Valencia, introducirlo en una furgoneta y llevarlo a un local de la calle Valencia de la localidad de Alfafar, donde le retendrían hasta que pagase.