Público
Público

Apelación confirma el cierre del Ruiz de Lopera por dos partidos

El Betis deberá jugar contra el Barcelona fuera de su estadio. La RFEF ha propuesto que el partido se dispute en el Vicente Calderón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité de Apelación de la Federación Española de Fútbol ha rechazado hoy el recurso presentado por el Betis contra el cierre de dos partidos impuestos al estadio Ruiz de Lopera, a raíz del botellazo recibido por el portero del Athletic, Armando, al tiempo que da al club verdiblanco 15 días de plazo para recurrir ante el Comité Español de Disciplina Deportiva.

En su resolución, Apelación considera que el Betis, al estimarse que adoptó 'medidas insuficientes', es responsable del botellazo ya que la responsabilidad disciplinaria deportiva derivada de los incidentes de público ocurridos en el terreno de juego ha de ser imputada al club organizador del mismo, en virtud del concepto jurídico de 'culpa in vigilando'.

En resumen, se considera que el Betis no actuó 'con la exigible diligencia para la adecuada previsión y evitación de los incidentes ocurridos'.

Por ello, Apelación confirma la sanción impuesta por el Comité de Competición el pasado 18 de marzo de, que supone una sanción pecuniaria de 9.000 euros y la clausura del Ruiz de Lopera por dos encuentros, en aplicación del artículo 36 de la Ley 19/2007, en concordancia con el artículo 86.A.g de los Estatutos federativos. El club verdiblanco tiene, desde este momento, quince días hábiles para recurrir ante el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD), a contar desde el siguiente al que se reciba la notificación.

La 'crónica de una muerte anunciada'

La reacción en el Betis no se ha hecho esperar. Así, el consejero y jefe de los servicios jurídicos, Manuel Castaño, indicó, en declaraciones a la radio oficial de la entidad bética que esta decisión del Comité de Apelación 'era la crónica de una muerte anunciada', desde que ayer la propia Federación instara a los responsables heliopolitanos a decidir entre el Estadio Olímpico de Sevilla y el Vicente Calderón , como escenario del partido del sábado contra el Barcelona.

'Era algo que ya todo el mundo se esperaba en el club y hay que acudir mañana al CEDD en Madrid y esperar que dicho órgano, perteneciente al Consejo Superior de Deportes, nos conceda la suspensión cautelar, y podamos disputar el partido del sábado en nuestro estadio', refirió.

Además, Castaño no se anduvo por las ramas a la hora de opinar sobre lo que implica la mencionada notificación recibida ayer por el Betis para la designación de estadio, antes incluso de que se hubiera pronunciado Apelación. 'La tomo como que habían prejuzgado lo que iba a ocurrir hoy', refirió, al tiempo que recordaba que se ha dilucidado en menos de dos horas un recurso de 20 folios de extensión.

Además, Castaño recalcó su fe en que el CEDD conceda esa suspensión cautelar, al no ser un órgano vinculado a la Federación Española de Fútbol que dirige Angel María Villar.

'El CEDD es un comité que no está vinculado en modo alguno a la Federación. Es la más alta instancia deportiva y pertenece al CSD. Tenemos muchas esperanzas en este Comité, porque sabemos que es justo', señaló. En resumen, Manuel Castaño no pierde todavía la esperanza de que el Betis pueda jugar contra el Barcelona en el Manuel Ruiz de Lopera.