Público
Público

El Atlético de Madrid
se deja el tercer puesto
ante el Espanyol

La expulsión de Miranda dinamitó las opciones de los de Simeone, que dan un paso atrás en sus aspiraciones de revalidar el título de Liga tras empatar (0-0) en Barcelona

El jugador francés del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann, intenta controlar el balón ante la presencia de Álvaro González , del RCD Espanyol. EFE

EUROPA PRESS

El Atlético de Madrid dio un paso atrás en sus aspiraciones de revalidar el título de Liga tras empatar (0-0) ante el Espanyol este sábado, en el partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de la Liga BBVA, con una versión mejorada en el juego de los últimos choques pero con una expulsión de Miranda antes del descanso que dinamitó las posibilidades de victoria en Cornellá.


El conjunto de Diego Pablo Simeone no pudo volver a la senda de la victoria antes del partido más importante de la temporada ante el Bayer Leverkusen en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. Los rojiblancos empataron sin goles ante el Espanyol destruyendo en parte las posibilidades de revalidar el título y cediendo la tercera posición de la tabla en beneficio del Valencia.

Miranda expulsado EFE

El campeón de liga comenzó con gran determinación sabedor de la urgencia. Fruto de ello, llegaron las ocasiones rojiblancas. Primero, Fernando Torres, titular en la delantera junto a Griezmann, avisó en el minuto 11 con un gran cabezazo que provocó una buena parada del guardameta Casilla y después con un disparo de Koke que se marchó fuera por poco.

Tras el dominio inicial del Atlético, los pericos igualaron en intensidad y Sergio García comandó con peligro todos los ataques de los locales. Sin embargo, en un buen contragolpe Griezmann tuvo el primero en sus botas, aunque su disparo se fue desviado. El partido se volvió trabado con muchas faltas, tras una primera media hora de ida y vuelta, y ninguno de los dos equipos tuvo claridad para llegar al área contraria.

 


Antes del descanso llegó la jugada clave del partido. Miranda sacó el codo a pasear en un duro choque con Abraham —tuvo que ser sustituido en el intermedio— y el colegiado Vicandi Garrido expulsó al brasileño para desesperación de unos colchoneros que habían tenido la mayoría de las ocasiones de peligro.

El orgullo del campeón no basta

La expulsión de Miranda obligó a Simeone a sacar a Giménez por Torres

Con diez durante toda la segunda parte, Simeone sacó del campo a Torres por Giménez. El Espanyol estaba obligado a adelantar líneas y mandó en el juego pero sin apenas peligro para la portería de Moyá. El Atlético se encomendó a la velocidad de Griezmann y las jugadas a balón parado para sacar los tres puntos de Cornellá.

En el minuto 51, Godín cabeceó adelantándose a Álvaro y Griezmann cogió el rechace para marcar de tijera, pero el árbitro vio una rigurosa falta y anuló el tanto por falta del uruguayo. El técnico perico no estaba muy convencido y optó por cambiar a Caicedo por Stuani, para enfado del ecuatoriano.

En el tramo final, Simeone recurrió a Arda y puso a Koke en el doble pivote por un amonestado Gabi y estuvo cerca de salir bien la jugada pero Raúl García no pudo superar a un excelente Casilla tras un gran disparo y el turco no supo definir en boca de gol.

Con el tercer empate consecutivo, el Atlético alarga la mala racha de resultados y se llena de dudas antes del vital compromiso contra el Bayer Leverkusen. Por su parte, el Espanyol se queda en mitad de la tabla con el sinsabor de estar lejos de Europa pero la tranquilidad de estar lejos del descenso.