Público
Público

Dos bajas, una sola aflicción

Mourinho lamenta la baja por lesión de Cristiano, pero no le inquieta la de Kaká, a quien describe como frágil de moral

GONZALO CABEZA

Cristiano es importante, Kaká no. El Madrid no podrá contar esta noche con dos jugadores que hace dos años costaron 96 y 65 millones respectivamente, pero las ausencias no duelen de igual manera. Mourinho quiso dejar claro que la falta de su paisano le hace un roto: "Cristiano es demasiado importante para que uno pueda decir que no hace falta. No vamos a ser hipócritas y decir una cosa que no pensamos, pero tenemos otros jugadores que están motivados y el hecho de que no juegue Cristiano no cambia nuestra ambición".

En el extremo opuesto vive Kaká. Nadie llora su ausencia, entre otras cosas porque está lejos de ser un titular habitual. Oficialmente, sufre "una sobrecarga en la cintilla ilio tibial (uno de los tendones externos de la rodilla). Realmente, al brasileño le duele el alma. "A mí me llega la información por parte del jugador de que tiene un dolor que le limita los movimientos y no se siente feliz cuando no está al máximo. Por eso, para la autoestima del jugador, se ha decidido que sólo vuelva cuando esté convencido de estar absolutamente bien", explicó Mourinho, que no dio un solo argumento futbolístico para añorar a Kaká. Marcelino, entrenador del Racing tampoco se acordó del brasileño. Sólo del portugués: "Es beneficioso que no venga Cristiano".

Además de los dos balones de oro blancos, también se quedan fuera por lesión Gago, Higuaín, Arbeloa, Garay y Khedira. Mourinho no busca motivos para las bajas médicas. Ni siquiera piensa que el sobreesfuerzo de Cristiano pueda haber provocado sus dolencias musculares. "Gago se lesionó ayer (viernes) en el entrenamiento, Arbeloa en casa y Cristiano jugando y marcando. Tú te lesionas cuando te tienes que lesionar", razonó el luso. Mourinho baraja la posibilidad de jugar con Adebayor y Benzema de inicio.

No quiso Mourinho pasar el día sin su ración de palos. Ayer, al ser preguntado por los motivos por los que el ataque blanco es menos fluido fuera de casa, el técnico se destapó con un respuesta en la que dudaba de las fuentes del periodista. "Según tú es porque no sabemos cómo entrenar el ataque. No sé por qué me preguntas esto si ya lo has escrito. Antes de escribir, un periodista tiene que estar seguro de sus informaciones. Como periodista serio y honesto que eres lo has escrito porque estás seguro de ello. Lo has inventado o alguien te lo ha dicho. No creo que te lo hayas inventado, si tienes confianza en la fuente... Tu amigo no viene a los entrenamientos ni está en el vestuario", afirmó Mourinho en la enésima pulla presuntamente dirigida a Valdano.

El repertorio crítico de Mourinho no tiene palabras de enmienda para Pellegrini, aunque su decisión de reservar a los titulares contra el Madrid se parezca mucho a aquello que tanto echó en cara a Preciado contra el Barça. El luso no ve similitudes. "La diferencia entre el Málaga y el Sporting es la acumulación de partidos decisivos, el Málaga ha tenido que jugar lunes, jueves y otra vez fin de semana", comentó el técnico, que no ve en las palabras de Pellegrini una manera de dejar en evidencia su discurso.

En Santander no ha buscado enemigos. Elogió a Marcelino y a su equipo. Las miradas también estarán en el palco. Ali Sayed, dueño del Racing, ha cogido fama por sus escandalosas celebraciones de los goles en el palco. Florentino se soltó el pelo y en Lyon braceó con el tanto del Madrid. Las cámaras no les perderán de vista.