Estás leyendo: El Barça no sentencia

Público
Público

El Barça no sentencia

Tras dominar el primer tiempo, el líder, con un once plagado de suplentes, sucumbe a la presión de la Real

RUT VILAR

 

Engullido por la decisión con que la Real Sociedad disputó el segundo tiempo, el Barcelona (con un once plagado de bajas) no logró aprovechar el tropezón del Madrid para dejar casi sentenciado el campeonato. Aunque por la mínima, el equipo vasco derrotó anoche al líder. Y con ello consiguió salvaguardar el récord de 32 victorias consecutivas en Liga que en la temporada 79-80 estableció el conjunto donostiarra dirigido por Alberto Ormaetxea, que amenazaba el Barça.

Compareció el líder en Anoeta con un once poco reconocible. Hasta que el árbitro mandó a rodar el balón. Inconfundible en su propuesta (juegue con titulares, suplentes o tres chavales del filial), el equipo azulgrana también acaparó de inicio la pelota. En ataque, alargó cada posesión hasta la saciedad a la espera de los desmarques en profundidad de Jeffren y Afellay por las bandas. Y en defensa, se replegó con orden para evitar las contras del conjunto donostiarra.

El Barcelona impone su fútbol
en el primer tiempo a pesar de las bajas

Diseñó Guardiola su alineación pensando en el próximo clásico. Un once sin Valdés, pero con Piqué, Xavi y Messi. El entrenador dejó en el banquillo al portero para asegurarse su concurso frente al Madrid -el martes no tendrá el recambio de Pinto, sancionado-. Dio descanso a Alves y apostó por los jóvenes Fontás y Montoya en la zaga. La desafortunada lesión del lateral del filial, apenas disputados 15 minutos, forzó el concurso del brasileño.

En la medular jugó de inicio Xavi, que insiste en que el descanso no le sienta bien cuando no está lesionado. Y delante cedió Pep con Messi, ilusionado por lograr el Pichichi y a quien el entrenador prefiere tener cansado pero contento. Apabullada la Real, con Rivas, Markel y Aranburu en el trivote, intentaba evitar que el Barça combinara por dentro. Adelantó la línea defensiva Martín Lasarte, pero se olvidó de presionar al hombre con balón.

Y en eso andaba el Barça, a lo suyo, con el tiki-taka en la zona de tres cuartos, cuando Xavi buscó a Messi con un pase vertical; no acertó a controlar el balón la Pulga, pero lo tocó justo para que Thiago, incorporándose por el flanco derecho, superase a Bravo.

Thiago abre el marcador, Ifrán empata y Prieto, de penalti, sentencia

Tras el descanso, aumentó una marcha la Real, que, necesitada de puntos, avanzó la presión. El equipo de Lasarte se empleó más agresivo e intenso. No en vano, los locales luchan por la permanencia en cada partido. Dormido el Barça y agitado el conjunto vasco, a punto estuvo Tamudo de batir a Pinto, tras una pérdida de balón de Thiago.

Buscó la sentencia al contragolpe el Barcelona, hasta que Lasarte decidió que, de perdidos, al río. Movió el banquillo y dio entrada a Ifrán. Y el delantero, tras dos minutos en el campo, consiguió el tanto del empate.  Sustituido Piqué y lesionado Milito -se lastimó al marcar un gol, anulado por fuera de juego-, el Barça encaró la recta final del duelo con un eje de la zaga formado por Busquets y Mascherano, a quien el colegiado castigó un derribo silbando penalti. Prieto transformó la pena máxima.

2 - Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Demidov, Mikel González, Estrada; Rivas (Zurutuza, min 69), Bergara (Elustondo, min. 88), Aranburu, Xabi Prieto, Griezmann; Tamudo (Diego Ifrán, min. 69).

1 - Barcelona: Pinto; Piqué (Mascherano, min. 62), Milito (Busquet, min. 70), Montoya (Dani Alves, min. 13), Fontás; Thiago Alcántara, Xabi, Keita, Afellay; Messi y Jeffren.

Goles: 0-1, min. 29: Thiago Alcántara. 1-1, min. 71: Diego Ifrán. 2-1, min. 81: Xabi Prieto de penalti.

Arbitro: Teixeira Vitienes (Cantabria). Amonestaciones a Tamudo, Estrada y Mascherano.

Incidencias: Encuentro disputado en Anoeta ante 30.000 aficionados. Montoya se retiró lesionado y Milito tuvo que ser atendido de una lesión de fractura de clavícula y podría estar un mes de baja.