Público
Público

El Barça renueva a Alves hasta 2015

El brasileño gana el pulso de los años y el club, el de la ficha

RUT VILAR

Tras meses de tira y afloja, de tensión y declaraciones de amor, el Barcelona anunció en la tarde de ayer la renovación de Dani Alves, que vestirá la camiseta azulgrana hasta 2015. "Ha sido largo y lento, pero al fin hallamos un punto de encuentro", reconoció el director deportivo del Barça, Andoni Zubizarreta, en declaraciones a los medios del club. La reunión mantenida por el presidente, Sandro Rosell, y el futbolista el domingo por la noche en casa del mandatario sirvió para desatascar los últimos aspectos de la negociación.

Hasta alcanzar dicho acuerdo, los representantes de la entidad (el vicepresidente deportivo, Josep Maria Bartomeu; el director de fútbol, Raül Sanllehí, y el propio Zubizarreta) y del jugador (Joaquín Macanás) lo han discutido casi todo. El Barça quería prolongar el contrato de Alves hasta 2014 y el futbolista, hasta 2015. En cuanto a los emolumentos del zaguero, las posiciones todavía estaban más alejadas porque el club no estaba dispuesto a asumir las elevadas aspiraciones del brasileño.

Al final, la renovación será por tres temporada más. En cuanto a la ficha, la entidad equipara a Alves con Piqué, Valdés y Puyol en la escala salarial del vestuario azulgrana y compensa las demandas del lateral facilitándoles diversos contratos publicitarios que acabarán reportando al jugador cuantiosos ingresos durante los próximos dos o tres años.

"Miramos el mercado y Dani es único en esa posición", justificó Zubizarreta. "Es un jugador diferente. Desde la banda aporta dinamismo, llegada, técnica... Tiene la capacidad de cambiar un partido", añadió. Y, tras elogiar su condición física, prosiguió: "Su singularidad tiene que ver con el espíritu, es un jugador diferente".

Reclamada por Guardiola y la plantilla azulgrana en infinidad de ocasiones, Rosell también se felicitó por la continuidad de Alves a través de su Twitter. "Muy buena noticia para los barcelonistas", convino el presidente, antes de acercarse al Palau Blaugrana para presenciar el partido de la Euroliga de baloncesto entre el Barcelona y el Panathinaikos.

Zubizarreta quiso destacar ayer el compromiso del jugador con el equipo, a pesar del cariz que, en algún momento, tomaron las negociaciones: "La concentración es una de sus grandes virtudes y esa capacidad ha impedido que le afectara en su rendimiento", apuntó. Y, aclaró: "Tampoco la negociación se ha llevado a un punto de tensión que pudiera afectar a alguna de las dos partes" .

Confirmada la continuidad del brasileño, que terminaba contrato en 2012, el grupo que dirige Guardiola tiene asegurado su futuro en el club, pendiente sólo de la firma de Pinto (que podría llegar hoy mismo) y Abidal, convaleciente todavía tras ser operado de un tumor hepático.

"A ver si cerramos también el de Pinto, recuperamos a Abi, el mejor fichaje que podríamos hacer en este mercado de primavera, y nos centramos en lo deportivo", continuó el director deportivo. "Llegar a este momento de la temporada con todo resuelto es muy bueno".

Así las cosas, Alves cumplirá con el protocolo de la firma de su nuevo contrato esta misma tarde en las oficinas del club, donde ayer Rosell recibió la visita del extécnico azulgrana Frank Rijkaard. El holandés será el entrenador del Sporting de Portugal si el candidato José Dias Ferreira, con quien viajó a Barcelona, gana las elecciones del club lisboeta.