Público
Público

El Barcelona, dueño y señor de la Liga en todas las facetas

El conjunto azulgrana asalta el liderato y se convierte en el equipo más goleador y en el que menos tantos ha encajado. Messi iguala a Cristiano en la lucha por el 'pichichi'

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5

Messi celebra con sus compañeros su triplete en un partido contra el Levante. /REUTERS

MADRID.- El Barcelona aprovechó la derrota del Real Madrid en San Mamés (1-0) y con su goleada sobre el Rayo Vallecano (6-1) se convirtió de nuevo en el líder en solitario de la Liga BBVA y en el dueño y señor de todas las estadísticas positivas del campeonato.

El conjunto de Luis Enrique Martínez ha completado una semana redonda para sus intereses, con su clasificación para la final de la Copa del Rey y al remontar al cuadro del italiano Carlo Ancelotti los cuatro puntos que tenía de desventaja.

Con el tropiezo en casa ante el Villarreal y la derrota ante el Athletic, el Real Madrid puso en bandeja el liderato al Barcelona, que no desaprovechó la oportunidad.

Con su contundente triunfo ante el Rayo, el Barcelona no solo pasa a dominar la tabla con un punto de ventaja, sino que se convierte en el máximo goleador del torneo, con 76 dianas (una más que el Real), y el que menos tantos ha encajado (16).

Además, el triplete de Messi le permite superar, con 32, el récord que ostentaba junto a Telmo Zarra con 31, y alcanza en la cima de los artilleros al portugués Cristiano Ronaldo con treinta goles. No hace mucho el argentino estaba doce por debajo que el luso.

Fin al dominio blanco 

El Barcelona puso fin a dieciséis jornadas de dominio del cuadro madridista. Perdió el mando en la décima jornada (2 de noviembre) y ahora lo recupera a dos jornadas del Clásico del Camp Nou. Antes del gran duelo del 22 de marzo visitará al Eibar, en tanto que el Real Madrid recibirá al Levante.

Aunque no cuajó una buena primera parte frente al Rayo, el conjunto de Paco Jémez volvió a pagar cara su valentía y salió goleado de nuevo del feudo barcelonista.

El uruguayo Luis Suárez confirmó su gran momento con un doblete

Messi guió el 'set' azulgrana con tres tantos, el uruguayo Luis Suárez confirmó su gran momento con un doblete y Gerard Piqué completó la cuenta, mientras que Alberto Bueno, de penalti, salvó el honor vallecano y se confirmó como máximo goleador español de la Liga con su decimotercer tanto.

En el duelo estelar de la jornada, que cerró el domingo, Atlético de Madrid y Valencia, que luchan por la tercera plaza, igualaron a un gol en un partido muy trabado y con poco fútbol.

Ambos tantos llegaron en acciones a balón parado en los minutos 33. El de la primera parte fue del rojiblanco Koke Resurrección, y el de la segunda del alemán Shkodran Mustafi, que devolvió la igualdad al marcador.

Este resultado mantiene al Atlético tercero a siete puntos del liderato y al Valencia cuarto a ocho y con el Sevilla, quinto, aún a una considerable distancia distancia.

Victoria del Villareal

El Atlético se mantiene tercero a siete puntos del liderato y el Valencia es cuarto a ocho

El Villarreal ratificó su buena racha en El Madrigal -sumó su octava victoria seguida en casa- y su magnífico estado de forma, que le permite consolidarse en la zona europea sin renunciar aún a la Liga de Campeones.

Se deshizo con claridad del Celta, por 4-1, en un choque que encarriló bien al final del primer tiempo con los goles del mexicano Giovani dos Santos (m.41) y del argentino Mateo Mussachio (m.46+) y que sentenció por medio del también argentino Luciano Vietto (m.73) cuando las cosas se le habían complicado.

El Celta, instalado en la mitad de la tabla tras cinco partidos sin perder, había acortado distancias con una diana de cabeza del argentino Augusto Fernández (m.50) y ponía en problemas al equipo de Marcelino García Toral, pero la eficacia de Vietto, con su duodécimo gol del curso, sentenció el partido. Gerard Moreno puso la guinda a poco de la conclusión (m.84).

Error de Casilla

Un fallo de Kiko Casilla aprovechado por Sergio Canales (m.38) permitió a la Real Sociedad obtener un triunfo muy importante en su lucha por alcanzar la tranquilidad, en tanto que para el Espanyol fue el cierre de una semana negra con su eliminación en las semifinales de la Copa del Rey ante el Athletic Club.

El cuadro que dirige David Moyes sigue fundamentando sus esperanzas en Anoeta y aunque le costó trabajo amarró los puntos que tanto necesitaba ante un rival que forzó al final y tuvo ocasiones, pero no precisión para lograr el empate.

La vigésimo sexta jornada se cerrará el lunes con un duelo muy importante en la zona baja de la tabla, el Córdoba-Getafe.