Público
Público

"Uno nunca se cansa de jugar contra el Madrid"

Busquets, jugador del Barcelona. El de Badía siempre ha salido victorioso del clásico

RUT VILAR

Echa cuentas Sergio Busquets (Sabadell, 1988) y repara en que nunca ha salido derrotado de un clásico. En total, el de Badía ha disputado cinco partidos frente al Madrid. En su primera temporada en el Barça de Pep Guardiola (2008-2009), Busi participó del 2-0 y del 2-6 como suplente. Luego, resultó pieza clave en el 1-0 y el 0-2 de la campaña siguiente. También fue titular en el 5-0 del Camp Nou. El centrocampista asume este dato con la misma normalidad que exhibe una nueva hornada de desacomplejados culés.

Decía el otro día Guardiola que a estas alturas de la temporada el cansancio ya no cuenta. Que lo que marca la diferencia ahora es el deseo que tenga un equipo de ganar. ¿Cómo anda de ambición el Barça?

Hombre, físicamente sí se nota que llevas todo el año trabajando y jugando. Pero es cierto que estamos ya en un momento de la temporada en el que no tienes tiempo ni para pensar en eso. Yo ni siquiera pienso en si juego con molestias o no. Ahora en nuestra cabeza sólo cabe ganar partidos para lograr títulos de nuevo.

¿Y de coco anda usted más lento?

Al revés; en estos momentos es cuando el jugador está al cien por cien metido en el partido y en sus obligaciones.

¿Cómo lleva lo de jugar de central?

Intento hacerlo lo mejor posible. Es diferente a jugar de mediocentro. Hablo mucho con Gerard [Piqué], Puyol y Gaby [Milito], que están más acostumbrados a jugar ahí que yo, y me corrigen cosas. También el míster me comenta lo que hice bien y qué debo mejorar después de analizar cada partido. Y a medida que voy jugando encuentros en esa posición, me noto mejor.

¿Le suplica a Puyol que vuelva?

"Hablo mucho sobre el puesto con Piqué, y también pregunto a Puyol y Milito"

Tengo ganas de que Puyi se recupere, pero no por mí, sino porque, si estamos todos, el equipo es más fuerte. Si tengo que jugar de central porque el grupo lo necesita, yo lo hago. Además, es evidente que, si estoy jugando ahí, es porque tengo aptitudes para hacerlo. De extremo, por ejemplo, no podría jugar ni aunque quisiera, porque no tengo condiciones para ello.

Desde fuera parece fácil: si no están Puyol y Abidal, retrasan su posición Busquets o Mascherano y no hay problema.

Pues los primeros días me costó. Lo más peligroso son los balones en largo. A diferencia del mediocentro, el central ya no tiene a nadie detrás, sólo al portero, y ahí hay que estar muy atento. Contra el Villarreal y el Shakhtar, por ejemplo, jugamos frente a delanteros muy rápidos, con mucha movilidad, y controlar a futbolistas así es complicado. Es un trabajo muy diferente al que hace un mediocentro.

"El mayor peligro del Madrid es su contra, pero en casa querrán el balón"

¿En qué tiene que aplicarse especialmente?

En estar bien posicionado. Atento para anticipar cuando el pasador busca a su compañero en profundidad. Y luego la comunicación con Gerard o con quien esté de central conmigo es muy importante. Él tiene más experiencia que yo en la tarea defensiva y a mí me toca suplir la inexperiencia con otras cosas, como la salida del balón.

En cambio, como mediocentro, incluso Mascherano le pone como referencia. Dice el Jefecito' que vino aquí a aprender de usted.

"Ellos intentarán resarcirse del 5-0. Todo será más difícil"

Javier se ha tenido que adaptar a una posición en la que no había jugado nunca, con variantes muy difíciles de asimilar para alguien que viene de fuera. Es un gran jugador y que me elogie me agrada, pero no hay ninguna duda de que yo tengo mucho más que aprender de él que él de mí.

¿Por ejemplo?

Cada día de entrenamiento da para mucho. Javier es muy rápido defensivamente y tiene un muy buen desplazamiento de balón.

"Será raro jugar tantos clásicos, hay que pensar sólo en el que toca"

¿Esa es su cruz: el desplazamiento de balón?

Sí. Es una cosa que no hago muchas veces en cada partido, pero sé que, si tengo tres o cuatro desplazamientos en cada encuentro, debería de hacerlos bien. Con 22 años, tengo muchas cosas por mejorar. Aprendí de Touré Yayá en mis dos primeras temporadas aquí. También me fijé en Guardiola y en Xavi, aunque lo que me toca hacer a mí es un poco diferente. Y, luego, en futbolistas de fuera como Vieira y Gerrard.

Si contra el Madrid juega en la medular, ¿será determinante desconectar a Xabi Alonso?

Por mi zona cae más el mediapunta, quizás Özil o Kaká. También tengo que estar atento a los extremos y a los delanteros que se queden por ahí cuando ataquemos, porque el mayor peligro del Madrid es su contra. Aunque ante su afición creo que querrá tener más la pelota. Intentaremos evitarlo, pero pienso que en el Bernabéu querrán disputarnos el balón.

Tras el clásico de la temporada pasada en Madrid, dijo que el Barça había demostrado tener mejor equipo que el conjunto blanco. ¿Cómo lo ve este año?

Creo que nosotros tenemos un equipo mucho más compacto que la temporada pasada, llevamos más tiempo jugando juntos y eso se nota.

Aun así, al Barcelona le costó sacar los últimos partidos. ¿Cree que el Madrid llega más fino al clásico que el Barça?

No. No podemos ganar siempre por goleada. Lo importante es que el equipo despliegue su fútbol y cree ocasiones, y de eso no nos podemos quejar.

¿Qué recuerda del 2-6? ¿Qué comentaban ustedes en el banquillo?

Que nadie olvide que ese partido lo comenzamos perdiendo. Luego sí que impusimos nuestra superioridad. Estábamos contentos.

Lleva usted tres años en Primera y no ha perdido ningún clásico. Supongo que tanto su padre (portero del Barça del 1988 a 1998) como sus compañeros más veteranos le habrán dicho que eso no es lo normal.

Bueno, ahora lo normal es que el equipo gane muchos partidos.

Esto va a ser como un play-off' de baloncesto. Se ha sabido incluso que Guardiola le consultó a Xavi Pascual, el entrenador del equipo de basket, cómo preparar al equipo para asimilar una serie de partidos consecutivos ante el mismo rival.

Sí, será muy extraño. Pero es lo que hay. Nosotros vamos a prepararlos uno a uno. Hay que pensar sólo en el que toca, jugarlo y sacárnoslo de la cabeza para centrarnos ya en el siguiente porque además son cuatro partidos de tres competiciones diferentes; será muy raro.

¿Cansado? ¿Pesado?

Uno nunca se cansa de jugar contra el Madrid.

El presidente, Sandro Rosell, apostó hace un par de semanas por una goleada en la final de Copa.

No lo creo. Todos los enfrentamientos van a ser muy complicados. El Madrid tiene una gran plantilla y un entrenador que prepara muy bien los partidos. Seguro que no vamos a ganar 5-0, como en el Camp Nou. Todo va a ser más difícil. Además ellos querrán resarcirse de ese resultado.

¿Le parece la final de Copa el duelo más complejo al decidirse el título en un solo partido?

No. Lo van a ser todos. La final de Copa es un partido especial, muy bonito. En la última que jugamos, el ambiente era impresionante. Ante el Athletic, también comenzamos perdiendo como en el 2-6, pero luego demostramos que éramos muy superiores. La final de Champions es un partido de más prestigio, pero lo que se vive en una final de Copa es insuperable.

Hay quien duda de que Guardiola se atreva a alinear en Mestalla a un equipo como el que puso frente al Athletic, con Pinto en la portería, porque esta vez la final es contra el Madrid.

Guardiola sabe lo que hace, pero en este equipo no hay ni titulares ni suplentes, todos somos importantes

¿Cómo sientan en el vestuario los comentarios de Mourinho respecto al Barcelona?

En el vestuario del Barça, vamos a lo nuestro.