Público
Público

El 'caso Contador' pone nerviosa a la UCI

El órgano dice que su visión es lo de menos, que decide la Española

IGNACIO ROMO

La UCI no cumplió su palabra. El caso Contador, el positivo por clembuterol que parece quemar a quien lo toca, da miedo al organismo internacional. Cuando la Federación Española de Ciclismo solicitó la opinión de la comisión médica de la Unión Ciclista Internacional, desde Suiza aceptaron rápidamente la petición y prometieron enviar una respuesta "antes del próximo 24 de enero". Este lunes, sin embargo, no se había recibido nada en los locales de la madrileña calle de Ferraz.

"No me consta que se hayamos recibido nada. Lo normal es que lo envíen por email al comité de competición, pero no lo han enviado", señalaba a Público el presidente de la federación, Juan Carlos Castaño. La federación comienza incluso a trabajar en un nuevo escenario: que los médicos de la UCI no se pronuncien y haya que tomar una decisión en solitario. "Nosotros habíamos solicitado una opinión, un posicionamiento de la comisión médica de la UCI acerca de todos los informes científicos que ha presentado Contador en su defensa", reconoce Castaño.

Mientras, el comité de competición sigue trabajando en su dictamen, previsto para la segunda semana de febrero. "Ahora incluso estamos pensando en que la opinión de la UCI puede no llegar nunca y, en ese caso, el comité tendrá que decidir sin ella".

Enrico Carpani, responsable de prensa de la UCI, señaló a Público, aparentemente enojado, que el caso no era competencia de su organismo. "Esto es un asunto de la Federación Española. Son ellos los que deben tomar la decisión y no la UCI. Nosotros simplemente prometimos dar una opinión". El portavoz de la UCI, sin embargo, no cerró del todo la posibilidad de que la opinión de los médicos llegue hoy. "Yo no sé si la UCI ha enviado o no su opinión. Y, si lo supiera, no se lo diría señaló Carpani porque esta es una cuestión interna entre los dos organismos. De todos modos, se habló del día 24, pero podría ser el 25...".

Hay otro deportista que espera con avidez la resolución del caso Contador. Es el ciclista chino Fuyu Li (RadioShack), actualmente suspendido por dos años. Como en el caso del madrileño, en la orina del chino se halló una cantidad muy pequeña de clembuterol y Fuyu Li también esgrimió en su defensa una hipotética contaminación alimentaria por consumo de carne. Un portavoz de la federación china señaló hoy: "Esperamos la resolución de Contador y, si le exculpan, es posible que revisemos nuestra decisión".

Este lunes se ampliaron las sospechas en torno a otro grande del ciclismo. Un antiguo mecánico de Lance Armstrong, siete veces ganador del Tour, le acusó de prácticas dopantes. Mike Anderson, asistente personal y mecánico de Armstrong entre 2003 y 2005, aseguró en el diario neozelandés Sunday Star-Times que encontró una caja de cartón con la inscripción Andro (por androstendiona, un anabolizante prohibido) en el cuarto de baño de la habitación de un hotel que ocupaba Armstrong en España. También dijo que le ayudó a evitar a los controladores antidopaje en Texas.