Estás leyendo: Cerrajero de urgencias

Público
Público

Cerrajero de urgencias

Capdevila da su tercer pase de gol y se reafirma como eficaz baza ofensiva

LADISLAO JAVIER MOÑINO

La secuencia empalagosa de toques en horizontal, la falta de movimiento entre líneas y una imprecisión en el pase impropia de jugadores que han cautivado jugando al pie impedían a España agujerear la maraña de hombres diseñada por Milutinovic. Diez iraquís por detrás del balón sin perder la posición hacían inútiles las largas posesiones españolas. "Se han agrupado atrás y nosotros hemos estado lentos con el balón", analizó Del Bosque.

Esta vez, España no deleitó a los entregados aficionados surafricanos, que han hecho rectificar a la FIFA tras el fiasco de asistencia en Rustemburgo: hubo apertura de puertas durante el partido para completar una asistencia de 28.000 espectadores.

El partido lo desmadejó Capdevila cuando dobló a Mata por fuera y sacó un plátano a la cabeza de Villa. Esa curva tocada significó el tercer pase de gol del lateral del Villarreal en esta Copa Confederaciones. Desde Sergi, España no había dado con un lateral izquierdo tan continuadamente. Por ahí han pasado Aranzábal, Raúl Bravo, Del Horno, Antonio López y Pernía sin consolidarse. Hasta Puyol tuvo una vida efímera como recurso de emergencia para tapar las carencias por la zona.

En medio de ese solar, Capdevila se ha consolidado como el más fiable y rentable de la década, más por méritos ofensivos que defensivos. Su explosión en primera fila ha estado más relacionada con el gol que con marcajes. Por sorpresa se ha convertido en más de una vez en el cerrajero de urgencia para abrir equipos amurallados como lo fue ayer Irak.

Un tanto de Capdevila abrió el marcador ante Suecia en el partido en el que España selló su clasificación para la Eurocopa 2008. También le dio el triunfo a España ante Perú y Francia. Sin esos goles, hoy no se podría hablar de que España ha igualado el récord de 14 victorias que estaba en poder de Brasil, Francia y Australia. También su club ha logrado goles decisivos: esta temporada, ha logrado cinco tantos y ha superado su marca personal.

Capdevila confiesa que nunca pudo imaginar el lugar que ocupa ahora en la selección. Dos semanas antes de que Del Bosque diera la lista para esta Copa Confederaciones, le asaltaban las dudas de la modestia: "Vamos a ver si estoy entre los convocados, ojalá sea así". "No me considero más importante que antes", aseguraba ayer sin ir más lejos.

"Ya le he comunicado a mi representante mis intenciones de futuro". Villa pronunció esa lacónica e insinuante frase ante las cámaras de Tele 5, bajó la mirada y se refugió en los cascos para eludir al resto de medios. Tiene el mismo rostro taciturno que en agosto de 2008. Entonces, sabía que el Real Madrid había hecho una oferta por él, pero que el Valencia no le dejaría marchar. Era el primer partido de la era Del Bosque y Villa paseaba por Copenhague con el ánimo apagado y los ojos en el suelo.

Villa hubiera preferido que su futuro se hubiera resuelto antes del inicio de la Copa Confederaciones. No quería tener la cabeza en dos sitios para no descentrarse. Este miércoles, denotó ansiedad en una volea a placer y un cabezazo centrado con toda la portería a favor. A la tercera, no perdonó y dirigió el cabezazo a la base del poste para, con 30 goles, superar a Hierro como segundo goleador en la historia de la selección. Ya sólo le va por delante Raúl con 44 dianas.