Público
Público

"Cerraré el Twitter a mi mujer"

 

 

GONZALO CABEZA

Kaká entiende las quejas sobre su rendimiento en el Real Madrid. "Yo tampoco estoy contento, pero todo ha sido un problema físico. Cuando esté bien, mi rendimiento mejorará y la afición y yo estaremos felices", confesó ayer. El brasileño comprende que la grada haya llegado a silbarle: "Me ha pasado en el São Paulo, en Brasil y en el Milan. Las aficiones son muy emotivas". Eso sí, nunca se ha planteado salir del Madrid: "Voy a vivir momentos de alegría en este club".

Su recuperación va por buen camino aunque aún no se ve con físico para jugar un partido completo. El madridista niega que una pubalgia haya sido la afección que lo ha mantenido fuera del campo durante 44 días. "Ha sido el aductor izquierdo. Molestaba mucho, no conseguía entrenarme", aseguró.

En su travesía por la lesión, ha tenido el apoyo de su mujer que es una de las personas que sabe "lo que ha pasado", aunque también le ha creado más de un problema por escribir en Internet mensajes polémicos. "Voy a cancelarle el Twitter", bromeó ayer Kaká.

"Raúl es muy importante"

Si el físico le respeta intentará ayudar a su equipo a conseguir la Liga. Espera, además, que en los últimos partidos los rivales sean "honestos" en referencia al juego duro que los blancos han recibido últimamente.

Kaká sabe que en este proyecto "se ha creado mucha ilusión", aunque recalca que "el año que viene las cosas mejorarán". También espera que Raúl se quede para verlo, ya que le considera "un jugador muy importante". El que no estará es Metzelder, que ayer confirmó su fichaje por el Schalke por tres años.