Público
Público

El césped hoy no será un problema

Las previsiones de lluvia sobre Gdansk y el acuerdo entre España e Irlanda para regar el campo lo dejarán en óptimas condiciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El estado del césped del Arena de Gdansk ha suscitado multitud de comentarios estos días después de que el pasado domingo los internacionales españoles se quejaran debido a la sequedad que presentaba. La Federación española elevó una queja formal ante la UEFA por no regar el campo antes del partido haciendo caso a los gustos de Italia.

Pese a que nadie en la expedición española ha querido poner al césped como excusa del empate ante Italia (1-1) , numerosos jugadores y el propio Vicente Del Bosque han dejado claro que un campo más húmedo y rápido no solo beneficia al juego que desarrolla la campeona del mundo, sino que beneficia al propio espectáculo del partido.

Sin embargo, para el encuentro de esta tarde (20:45 horas) ante Irlanda en el mismo escenario ese problema ya no se contempla. Y es que en Gdansk habrá ración doble de agua. Primero, porque sobre la ciudad polaca está en estos momentos lloviendo y las previsiones a la hora del encuentro siguen apostando por intensos chubascos. 

Pero es que además, las delegaciones de España e Irlanda esta vez sí se han puesto de acuerdo y ninguna ha puesto objeción a que se riegue el campo si es necesario.  Ayer, en rueda de prensa el seleccionador irlandés, Giovanni Trappatoni dejó claro que no podría ninguno impedimento al respecto: 'Ya he visto el tiempo y mañana va a llover, por lo que ya estará regado. A nosotros nos da lo mismo. En Irlanda e Inglaterra, donde juegan nuestros jugadores, y también en Las Vegas, llueve. Pero para nosotros también es mejor que llueva. Si no, preguntaremos para que el campo sea regado'.

Los propios jugadores españoles pudieron comprobar ayer in situ que el césped del Arena se encontraba en mejores condiciones. Xabi Alonso se paseó por la mitad del campo y tras agacharse para tantear el césped se acercó a los periodistas y aseguró rotundo: 'Está bien, el césped está bien'. 

El otro áspecto que también preocupa a Del Bosque es la altura del césped, de lo que también se quejaron los jugadores. Ese problema también se resolverá porque se cortará antes del partido.

Así pues, asegurada el agua en Gdansk y con el terreno en óptimas condiciones solo hace falta esperar a que comience a rodar el balón en este segundo partido del grupo C en el que España no se puede permitir otro resultado que no sea la victoria para poder llegar a la última jornada con más tranquilidad de cara al pase a cuartos de final.