Público
Público

La Champions, el regalo que Fernando Torres puede quedarse sin abrir

A sus 30 años, el delantero tiene la oportunidad de disputar su primer partido en la máxima competición europea con el Atlético de sus amores. Sin embargo, Simeone ha encontrado en Griezmann y Mandzukic su pareja de delanteros.

Publicidad
Media: 4
Votos: 6

Torres besa el césped del Calderón tras marcar un gol en su vuelta al Atlético. /REUTERS

MADRID.- Desde que, hace dos meses, Fernando Torres convirtiera su sueño de volver al Atlético de Madrid en realidad ha tenido un pensamiento rondándole por la cabeza. Un momento futbolístico en el que todo confluyera. Un escenario en el que borrara una de las pocas cuentas pendientes que le quedan con el equipo de su alma. Y ese día puede ser este miércoles. El día en el que Torres, aunque parezca mentira, pueda disputar su primer partido de Liga de Campeones vestido de rojiblanco.

Diez años han pasado del momento en el que Torres estuvo más cerca de disputar una competición continental con el Atlético, pero en aquella ocasión el Villarreal les apartó en la final de la Intertoto de disputar la Copa de la UEFA. La espina de no disputar ni un solo partido en competición continental con el conjunto de la ribera del Manzanares fue uno de los motivos que impulsó al de Fuenlabrada a hacer las maletas y buscar cotas más altas. Sería en el Liverpool, en 2007, cuando logró escuchar el himno de la Champions por primera vez en su vida. Y con el Chelsea, en 2012, cuando alcanzó el mayor reto de todo futbolista a nivel de clubes, levantar la ansiada 'orejona'.

Este miércoles, y pese a que cuenta con 50 partidos en Champions a sus espaldas, las mariposas volverán al estómago del 'Niño'. A sus 30 años sentirá por primera vez lo que es disputar un partido de la máxima competición europea con su Atlético. El escenario será Leverkusen. Y su objetivo claro: ayudar al equipo a avanzar rondas y plantarse de nuevo en una final, esta vez en Berlín. "Jugar la Champions es un regalo más en esta vuelta, porque nunca la he jugado con el Atlético, porque conozco la competición, porque es donde están los mejores y porque es donde hay que estar", declaraba en una entrevista en Marca.

Pero su estreno de rojiblanco en Champions pasará, como todo en este equipo, por las manos de Simeone. Y todo apunta a que su decisión será la de hacer esperar al madrileño en el banquillo de los suplentes.  El espectacular momento de Antoine Griezmann y de Mario Mandzukic cierra las puertas en el once titular a Torres, cuyo regreso al Calderón todavía está siendo más sentimental que rentable. En esta segunda etapa, ha marcado tan solo tres goles en los diez partidos que ha disputado. Y todos en la Copa del Rey. En Liga todavía sigue esperando la oportunidad y la Champions comienza para él este miércoles.

Detrás de la pareja Griezmann-Mandzukic

En estos momentos, Simeone confía plenamente en la pareja que forman el francés y el croata. Uno lanza los ataques rojiblancos con espacios para correr y crear y el otro, de '9' puro se ha adaptado a las exigencias del técnico argentino y ya opera en plena simbiosis con la filosofía cholista. Los dos congenian y Torres, de momento, no encaja en la ecuación. Simeone probó a los tres en Vigo y el resultado le soltó un bofetón.

Por eso, los sentimientos de Torres serán encontrados. Escuchará el himno de la Champions con el equipo que le vio crecer como futbolista, pero lo hará con el banquillo como su residencia habitual. Un lugar del que quiere escapar cuanto antes. Simeone advirtió en su día que quería a Torres precisamente para que aportara al equipo en los partidos importantes y no solo como opción de refresco en segundos tiempos de partidos ligueros. Este miércoles es el día que Torres quiere borrar de su listado la penúltima afrenta en su dilatado curriculum. Pero si antes le da permiso el 'profe' Simeone.