Público
Público

Coentrao, el blanco de todas las críticas

Los aficionados ponen al lateral portugués, que costó 30 millones, en la picota

EDUARDO ORTEGA

Fabio Coentrao no lo está pasando nada bien en Madrid. Ha sido el blanco de las iras desde el principio. Llegó el pasado verano como el lateral izquierdo total y comodín que quería Mourinho por 30 millones de euros, una cifra que entonces ya parecía desorbitada.

Los aficionados se preguntaban si no era demasiado dinero para un lateral izquierdo semidesconocido hasta la fecha -jugó en el Zaragoza en 2008- y conforme han ido pasando los días del año la pregunta se ha tornado en confirmación: sí, probablemente, era demasiado dinero.

El portugués no ha cuajado en el equipo blanco. Su juego ha dejado bastante que desear en los minutos que ha disputado y el incidente de cuando fue pillado hace unos días fumando tampoco ha ayudado.

Ha sido suplente en la mayoría de partidos y titular casi cuando no tocaba, como ayer contra el Bayern de Munich. Por ello, algunas voces en el vestuario blanco citadas por varios medios  durante el año han protestado por la protección que entienden que Mourinho da al conocido como 'clan de los portugueses', entre los que se encuentra, por supuesto, el propio Coentrao.

Ayer en el Allianz Arena, Mourinho sorprendió, una vez más, a propios y extraños al poner en el once titular al lateral portugués, en detrimento de Marcelo, que aunque arrastraba molestias en la espalda, se encontraba en condiciones de jugar.

Hay que tener en cuenta que el nivel general ayer del Real Madrid fue bastante mediocre, salvo Benzema, Pepe o Ramos. Por tanto, Coentrao, en todo caso, lo hizo igual de mal que los demás, pero sí, lo hizo mal. Pareció que hubiera sido el peor, aunque no lo fue.

El segundo gol del Bayern comenzó por él

Pero el segundo gol del Bayern en el minuto 90 comenzó por él. Lahm se marchó facilmente con dos amagos y luego una serie de errores en cadena permitieron el tanto de Mario Gómez. Ahí volvió a quedar retratado.

Y otra vez Coentrao en el blanco de las críticas, como contra el Atlético de Madrid o contra el CSKA. Al término del partido, Mourinho hizo una inusitada defensa del joven portugués, al considerar que, en todo caso, no había estado a la altura al igual que "mucha gente que ha cometido errores durante el partido".

"El chico ha hecho un muy buen partido, con una misión muy difícil y la ha cumplido", concluyó. Es el pensamiento de Mourinho, aunque habrá que ver si Coentrao repite en el Camp Nou.