Público
Público

Contador se impone en la contrarreloj inicial de la Vuelta a Castilla y León

El campeón del Tour se coloca como primer líder en una etapa que dominó el equipo Astana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Alberto Contador, ganador del Tour de Francia 2007, se impuso hoy con un tiempo de 11:39 en la primera etapa de la Vuelta Ciclista a Castilla y León, una contrarreloj dura entre las localidades segovianas de Valsaín y La Granja de San Ildefonso.

Le siguió en la clasificación el estadounidense Levi Lepheimer, su compañero en el equipo Astana, que paró el cronómetro con nueve nueve segundos más que Contador, tras 9,7 kilómetros de carrera. Tercero fue el holandés Thomas Dekker, del Rabobank.

De este modo, el equipo Astaná exhibió su potencial en la ronda castellanoleonesa, vuelta que en la pasada edición se adjudicó uno de sus corredores, Alberto Contador, madrileño nacido en Pinto. El tiempo acompañó a los corredores, ya que, a pesar del frío, no hubo otros factores que incidiesen en el rendimiento de los mismos, ni en la condición del asfalto, a excepción de algunos tramos en los que el viento pudo mermar la cadencia de su pedalada.

Rompepiernas segoviano

Aún así, el recorrido de la contrarreloj se presentó duro para ser la primera toma de contacto. Sobre todo al principio de la etapa, dado que en la salida de Valsaín, un repecho de un kilómetro, probó el estado de los corredores, para inmediatamente después seguir con una serie de curvas peligrosas que se alternaron con constantes subidas y bajadas.

Tras este tramo, el trayecto viró en dirección a La Granja de San Ildefonso, por el Paso Canadiense, donde un repecho prolongado se intercaló con un giro de 180 grados, que después se descendió a la altura del embalse de El Pontón. Desde este punto, la carrera se enfiló hacia la meta con leves variantes en el terreno.

Mañana, la carrera saldrá desde el centro de la capital segoviana en dirección Ávila, en una jornada en la que se prevé una llegada masiva, si el viento no impide que los equipos fuertes controlen las escapadas.