Público
Público

Del Bosque justifica el amistoso de Azerbaiyán

El seleccionador quiere probar nuevas opciones ante un combinado "similar a Nueva Zelanda o Irak"

AGENCIAS

Nada de relajaciones de cara a la Copa Confederaciones. Ese es el mensaje que ha querido transmitir el seleccionador español de fútbol, Vicente Del Bosque, tanto a sus jugadores como a la prensa el día antes de medirse en un amistoso a Azerbaiyán.

Del Bosque quiere máxima intensidad en sus jugadores desde el primer instante. Superada la pereza de regresar al trabajo tras descansar cinco días de una cargada temporada, el seleccionador ya mentaliza a los internacionales para llegar de la mejor forma posible a Suráfrica.

"Individual y colectivamente estamos obligados a dar lo mejor de nosotros. Los jugadores tienen la responsabilidad de dar la mejor imagen. A nivel internacional ningún partido es un trámite. El de Azerbaiyán es un partido tan importante como los de la Confederaciones", aseguró en rueda de prensa.

Para el seleccionador el encuentro "no es un amistoso", "sirve para valorar el estado de los jugadores" y para probar con nuevos aspectos tácticos ante la ausencia de dos fijos como Marcos Senna y Andrés Iniesta, que se perderán la Copa de las Confederaciones por lesión.

"Sin dramatizar mucho es evidente que tenemos dos bajas importantes en el centro del campo. Senna e Iniesta son dos habituales con diferentes funciones, dos bajas importantes. Tenemos otras alternativas para no lamentar ninguna baja", dijo.

Y explicó las opciones que maneja para cubrir las ausencias. "Tenemos distintas alternativas con jugadores que pueden hacer la labor de Marcos Senna, Busquets y Xabi Alonso y por Iniesta tenemos a Silva o Mata. No hay que darle muchas más vueltas para no crear angustias. Pese a que faltan dos jugadores importantes hay que tener suficiente confianza en todos los que hay".

El seleccionador justificó el amistoso en Bakú, pese a que provoca dos largos viajes, sin tocar el aspecto económico y comparando el estilo de juego de Azerbaiyán con los rivales que se encontrará España en la fase de grupo de la Confederaciones.

"De razones económicas no entiendo nada, de las deportivas no perturba en absoluto. El cambio horario de tres horas no debe ser ningún trastorno. No le veo muchos inconvenientes. Siendo positivos Azerbaiyán tiene ciertos parecidos a los equipos que vamos a enfrentarnos. En como se repliegan, se encierran en su campo, que no te dejan jugar. Es similar a Nueva Zelanda o Irak", afirmó.


Del Bosque confirmó que no va "a arriesgar" con los jugadores 'tocados' -Gerard Piqué, Sergio Ramos, Carlos Puyol y David Silva-. "No vamos a arriesgar con ninguno de los tocados. Jugarán los que creamos conveniente para este partido buscando un concepto de equipo. No entraremos en detalles de nombres pero los que han estado saturados de partidos vamos a intentar refrescarlos", aseguró.

"Lo importante es insistir en la idea de juego del equipo. Hoy prácticamente vamos a entrenar todos juntos en una parte del entrenamiento y el próximo jueves espero que todos estén en las debidas condiciones", añadió.

De esta forma, en el entrenamiento que la selección completará en el escenario del amistoso, el estadio Tofik Bakhramov, a las 19.00 hora local (16.00 horas en España), dejará entrever la idea de equipo que tiene Del Bosque y será la primera vez que Piqué, Ramos, Puyol y Silva completen una parte de la sesión junto al resto de sus compañeros.